Cómo quitar las verrugas con cinta adhesiva

Escrito por Contributor

Resulta que la cinta adhesiva no sólo sostiene el mundo, sino que también puede ayudar a eliminar las molestas y rebeldes verrugas. Así es, puedes usar cinta adhesiva para, finalmente, deshacerte de esa fea verruga sin necesidad de comprar costosos productos dermatológicos ni de pasar por dolorosos procedimientos. Trata la terapia de la cinta adhesiva y date cuenta por ti mismo. ¿Qué tienes que perder, aparte de una verruga?

Compra un rollo de cinta adhesiva plateada en el supermercado o ferretería si no tienes una ya en tu casa.

Arranca un pedazo pequeño de cinta adhesiva para que lo pegues en la zona a tratar.

Deja la cinta pegada durante seis días. Quita la cinta adhesiva al séptimo día.

Moja el área con agua tibia.

Raspa la piel con un instrumento duro, como una lima de uñas o una piedra pómez.

Pon un trozo nuevo de cinta sobre la verruga a la mañana siguiente.

Repite los pasos del 2 al 6. Continúa con el proceso durante dos meses. Si después de este tiempo todavía tienes problemas con la verruga, consulta a tu médico para conocer otros remedios.

Consejo

Si la piel se empapados, que la zona se seque durante un máximo de una semana, luego continuar con el proceso. Si este tratamiento no funciona, hay tratamientos convencionales que puedes intentar con la ayuda de tu dermatólogo o médico de familia, incluyendo el nitrógeno líquido o la cantaridina.

Advertencias

No trates de remover las verrugas de las zonas sensibles (como los genitales) con cinta adhesiva. Consulta a tu médico sobre métodos alternativos para tratar estas áreas.