Cómo quitar la placa de los vasos sanguíneos de forma natural

Escrito por Julia Derek

Nuestros cuerpos tienen diferentes tipos de vasos sanguíneos, a saber: arterias, venas y capilares. Las arterias llevan oxígeno y nutrientes al cuerpo, las venas regresan la sangre al corazón y los capilares procuran el intercambio entre la sangre y los tejidos del cuerpo que la rodean. La placa se puede acumular en tus arterias, y puede causar aterosclerosis y enfermedades cardíacas. La aterosclerosis es la formación de placas de grasa dentro de las paredes de las arterias, lo que podría restringir el flujo sanguíneo. Puedes prevenirla y tratarla.

Deja de fumar y asegúrate de ejercitar la mayoría de los días de la semana. Ejercitar de forma regular ayuda a tu cuerpo a utilizar el oxígeno de forma más eficiente. "La actividad física también puede mejorar la circulación y promover el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, que forman una derivación natural alrededor de las obstrucciones o vasos colaterales" reporta la Clínica Mayo.

Evita las comidas grasosas y sigue la dieta TLC (Therapeutic Lifestyle Changes que significa Cambios de estilo de vida terapéuticos). Este programa se enfoca en ingerir alimentos saludables, estar físicamente activo y controlar tu peso. En ella, menos del 7 por ciento de tus calorías diarias pueden provenir de grasas saturadas, las cuales se encuentran en algunas carnes, productos lácteos, chocolates, productos de panadería y productos fritos y procesados.

Ingiere grasas buenas que contengan ácidos grasos omega-3, como el salmón, el atún enlatado o fresco y la caballa. Estos ácidos grasos pueden protegerte de los paros cardíacos y reducir el riesgo de inflamaciones y coágulos en sangre. Evita comer pescado frito y trata de ingerir al menos dos comidas a base de pescado por semana.

Come muchas frutas, vegetales y cereales de grano entero pues estos tienen gran cantidad de fibras solubles. Una buena fuente de estas fibras son las frutas como las naranjas, manzanas, bananas, peras y ciruelas en pasa, y las legumbres como los frijoles, garbanzos, lentejas, guisantes y habas.

No bebas más de dos vasos de bebidas alcohólicas por día si eres un hombre, o más de uno si eres mujer. El alcohol aumenta tu presión sanguínea y el nivel de triglicéridos y agrega calorías innecesarias a tu dieta.

Minimiza la ingesta de sal, lo que significa elegir alimentos bajos en sal o sin sal agregada y usa otros condimentos en la mesa o mientras cocinas. Controla la etiqueta de información nutricional de todos los alimentos para ver cuánto sodio contienen.