¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo quitar la costra de una herida

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 27, 2018

A los niños a menudo se les dice que no deben quitar las costras de las heridas porque estas ayudan a la curación.

Sin embargo, este consejo popular es técnicamente incorrecto, pues en realidad las costras evitan que se formen las células nuevas de la capa externa de la piel, lo que puede ocasionar cicatrices.

Además, la dinámica en la que se forman y luego secan y caen las costras tiende a generar tensiones sobre el tejido en formación debajo de estas, lo que puede hacer que ciertas heridas cierren mal y que a la larga generen molestias o tengan un mal aspecto.

Por lo tanto, prevenir la formación de una costra o quitar las costras de las heridas es la mejor manera de promover la curación cualquier daño en la superficie de la piel.

Te recomendamos: ¿Puede la costra láctea hacer que el cabello de un bebé se caiga?

El problema es que quitar las costras de las heridas no es una tarea que se pueda hacer a la ligera y tiene sus propios riesgos.

El principal riesgo es que al removerla, también puede arrancarse sin querer cualquier capa nueva de piel que aún no se haya consolidado totalmente, lo que haría necesario reiniciar el proceso de curación y aumenta el riesgo de que se formen cicatrices.

En todo caso, hay una manera correcta y una incorrecta de quitar las costras de una herida. Si lo haces correctamente tendrás una piel más sana de forma más rápida.

Humedecer y limpiar, además de paciencia

En el caso de la gran mayoría de las heridas, la eliminación de la costra es sólo cuestión de mantener el área afectada limpia y lavándola a menudo, lo que eliminará la costra poco a poco a lo largo de un período de tiempo.

Mantener una costra húmeda y limpia permitirá que se cure mucho más rápido. Toma un paño húmedo con jabón y limpia suavemente alrededor de la costra.

Asegúrate de que toda la costra, incluyendo los bordes alrededor, hayan sido frotados muy suavemente.

Se tan gentil, cuidadoso y muy paciente con la limpieza, ya que si eres demasiado rudo comenzará a sangrar y se formará una nueva costra, lo que impide el proceso de curación.

Aplica una crema antibiótica y estarás un paso más cerca de la curación.

Otras personas prefieren humedecer las costras con agua oxigenada o peróxido de hidrógeno.

El procedimiento es igual a si usaran agua destilada, aunque el tiempo de remojo dependerá del espesor de la costra.

En el caso de las que son muy gruesas, pueden requerirse que se mantenga bañada en agua oxigenada por no menos de 5 minutos.

Luego se empieza a frotar con un hisopo o cotonete de algodón, suavemente. El agua oxigenada habrá comenzado a debilitar el tejido de la costra y en poco tiempo esta empezará a disolverse y saldrá con facilidad.

Es importante secar enseguida la piel nueva que queda expuesta al caer la costra, usando un hisopo nuevo o una gasa suave esterilizada.

Remover costras de cirugías

A muchas personas que se han sometido a una cirugía, especialmente una cirugía de restauración del cabello, se les motiva a tratar de eliminar las costras que se forman, ya que pueden retener bacterias.

La eliminación de costras sólo debe hacerse mediante el uso de técnicas especiales.

Quienes se han sometido a la restauración del cabello a menudo reciben un champú especial que se aplica dando un masaje en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, para estimular la eliminación de costras.

Otros recomiendan un aerosol con vitamina H o biotina. En cualquier caso, si tus costras requieren tratamiento postoperatorio consulta con tu médico para conocer los procedimientos correctos.

Lo que no debes hacer

Desde luego, algunas personas se impacientan y quieren quitar las costras de inmediato. Hacer esto casi siempre garantiza la prolongación del período de curación y la aparición de una cicatriz visible.

Hagas lo que hagas, no quites las costras descamándolas o raspándolas. No escarbes en los bordes ni las empujes o las pinches para ver si están "lo bastante duras" para quitarlas.

Algunos remedios caseros, como el uso de aceite de cocinar, aceite de pescado, mezclas de miel y mostaza y otros solo pueden agravar más la situación y provocar una irritación adicional en la piel.

Te puede interesar: ¿Cómo tapar una costra en el rostro?

Tampoco está comprobado que aumentar temporalmente la ingesta de pescado, cerdo o carne ayude mucho en el caso de la sanación de costras.

Al final, si no haces nada, las costras se desprenderán por si solas cundo la curación se haya completado.

Tu trabajo es mantenerlas limpias y promover la cicatrización poco a poco.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.