Cómo quitar la cáscara a las avellanas

Escrito por Daisy Cuinn
Quita la cáscara y la piel a las avellanas antes de usarlas en recetas.
hazelnut image by Albo from Fotolia.com

Las avellanas tienen un cáscara dura y lisa que debe retirarse antes de consumirla. Cualquier cascanueces te puede servir. Antes de usar las avellanas para hornear o cocinar, también tienes que retirar su piel amarga. Puedes comer las avellanas crudas, asadas o con la piel.

Con un cascanueces rompe la avellana. La nuez puede salir inmediatamente al hacerlo. Retira la cáscara y asegúrate de que no queden residuos pegados en la nuez. Descarta las avellanas que estén marchitas o enmohecidas.

Para retirar la piel amarga, coloca una capa de avellanas en una hoja de hornear y mételas al horno de 15 a 25 minutos a 275º F (135ºC). Coloca las nueces calientes en un trapo de cocina húmedo y envuélvelas. Déjalas reposar por unos dos minutos para que sientan el vapor del trapo.

Mientras están calientes, frótalas con el trapo, liberando la piel. Frota hasta que la piel salga lo más que se pueda, puede ser que permanezca la piel en algunas, lo que no está mal. Ahora ya están listas para cortarlas y usarlas en recetas.

Consejo

También puedes quitar la piel de las avellanas escaldándolas en agua caliente con una cucharada de bicarbonato, por unos tres o cinco minutos.