Cómo quitar la carne de la cabeza de un ciervo antes de montarlo

Escrito por Larry Anderson
El montaje europeo incluye el cráneo y los cuernos.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Algunos cazadores tienen lo que se conoce como una sala de huesos donde guardan los cráneos de todos o algunos de los animales que han matado. Otros no tienen una habitación, sino que sólo desean montar el cráneo y la cornamenta de su ciervo, esto se llama un montaje europeo. En cualquier caso, los cazadores deberán retirar la carne de la cabeza de su ciervo. El proceso lleva su tiempo, pero el resultado es una cabeza de venado lista para su exhibición.

Coloca una gran olla llena de agua en la cocina. Debería haber suficiente agua en la olla para sumergir completamente la cabeza de ciervo. Ajusta el quemador de la cocina al máximo.

Añade dos cucharadas de jabón para la ropa al agua. Continúa calentándola hasta que llegue al punto de ebullición.

Sostén el cráneo por las astas y colócalo en el agua. El cráneo, pero no las astas o base de los cuernos, debería quedar sumergido.

Sostén la cabeza en el agua hirviendo durante 15 minutos. A continuación, retira el cráneo y extrae tanto tejido de la cabeza como sea posible con un cuchillo y unas pinzas. Repite este proceso hasta que hayas quitado todo lo que puedas de la cabeza.

Pasa un cepillo de cerdas duras suavemente sobre el cráneo para eliminar cualquier resto de carne.

Limpia el cráneo dejando correr agua sobre él una vez que hayas eliminado toda la piel.