Cómo quedarse embarazada con un útero inclinado

Escrito por S. Herlihy
Quedarse embarazada con un útero inclinado.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Las mujeres generalmente tienen un útero que permanece en posición vertical. Aproximadamente el 20% de todas las mujeres tienen un útero que se inclina hacia atrás contra la pared pélvica. Esta enfermedad, si es un síntoma de una enfermedad subyacente, puede interferir con tu capacidad para quedarte embarazada y llevar a un bebé a término. También puede ser un signo de un problema mayor, como la endometriosis. Si esta enfermedad es un problema, se puede realizar cirugía y tratamientos médicos. Sin embargo, muchas mujeres con un útero inclinado, o retroverstido, concebirán de manera natural con las relaciones sexuales programadas estándar de una mujer con un útero normal.

Eleva las caderas después de tener relaciones sexuales. Después de tener relaciones sexuales cerca de la ovulación, una mujer con un útero inclinado puede elevar sus caderas en el aire durante veinte minutos. Debe colocar una almohada de bajo de su espalda para tener un apoyo durante este tiempo. Elevar las caderas a veces puede ayudar a aumentar las posibilidades de quedarse embarazada haciendo que los espermatozoides viajen hasta las trompas de falopio. Una cadera elevada también puede ayudar a cambiar la posición del útero por lo menos temporalmente.

Someterse a la cirugía para la endometriosis. Un útero inclinado a veces puede ser un signo de problemas reproductivos mayores. La endometriosis es una enfermedad donde el tejido endometrial crece donde no debe causando dolor y sangrado. La cirugía para la endometriosis generalmente se realiza como parte de un procedimiento laparoscópico. Se utiliza un láser para quemar el exceso de tejido endometrial y de esta forma mejorar las condiciones para la implantación del huevo. La cirugía puede ayudar a mejorar las posibilidades de embarazo.

Someterse a la cirugía de suspensión uterina. Durante esta cirugía se hace una incisión en la cavidad abdominal con el fin de alcanzar el útero. El útero entonces se cambia de posición para que mire hacia adelante en lugar de inclinando hacia atrás. La recuperación normalmente lleva menos de una semana. El dolor suele ser mínimo y rara vez requiere mantener reposo en la cama.

Someterse a la cirugía de levantamiento. El procedimiento quirúrgico de elevación es similar a la técnica de suspensión uterina. Sin embargo, este procedimiento utiliza un laproscopio con el fin de reducir el tiempo de recuperación y el dolor. No se abre una brecha en la pared uterina por lo que el dolor, cicatrización potencial y tiempo de recuperación se reducen considerablemente. Todo el proceso tarda aproximadamente diez minutos y se realiza como un procedimiento ambulatorio.