¿Cómo puedes saber si tienes parásitos?

Escrito por China Zmuida
Para ver los protozoos necesitas la ayuda de un microscopio.
Ulet Ifansasti/Getty Images News/Getty Images

Los parásitos pueden infectar a los humanos a través de la contaminación transmitida por los alimentos y el agua. En los humanos, los parásitos intestinales son clasificados como helmintos o protozoos. Los helmintos son gusanos multi celulares que algunas veces puedes ver sin la necesidad de un microscopio. Los protozoos son organismos de una sola célula que necesitas ver con un microscopio. Los helmintos pueden incluir a las tenias, lombrices intestinales y lombrices. Los protozoos pueden incluir a la Giardia y al Cryptosporidium. Otros parásitos intestinales comunes incluyen a la Trichinella, el Blstocystis hominis y al Toxoplasma gondii. En algunos individuos, los síntomas de parásitos intestinales nunca se manifestarán. Sin embargo, las enfermedades se pueden convertir en algo debilitante y, en raras ocasiones, pueden ser mortales.

Examina tus excrementos en busca de segmentos de lombriz. Los parásitos intestinales también pueden alterar las heces, causando diarrea o estreñimiento, dependiendo del parásito. Por ejemplo, la Giardia puede provocar heces grasosas y flotantes, indican los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para la Prevención y Control de Enfermedades). La Trichinellosis puede causar tanto diarrea como estreñimiento.

Nota si sufres de síntomas parecidos a los del catarro los cuales incluyen náusea y vómito, dolor muscular, fiebres y escalofríos. Si los síntomas persisten por más de una semana, busca atención médica.

Observa pérdidas de peso repentinas. El Cryptosporidium puede causar pérdida de peso, así como las tenias.

Determina si sufres de falta de descanso y prurito anal. Tanto las lombrices intestinales como el Blastocystis hominis pueden causar fatiga y prurito anal. De hecho, la Blastocystis hominis puede también causar severos gases, diarrea y cólicos.

Pide a tu doctor que examine una muestra de tus heces, lo que puede ayudar a indicar el parásito exacto que te está infectando. Los análisis de sangre también pueden diagnosticar positivamente parásitos intestinales tales como la Trichinellosis.

Advertencias

Evita comer carne poco cocida o cruda, ya que puede transmitir parásitos intestinales. Nunca bebas agua que puede estar contaminada. Siempre lava tus manos después de usar los sanitarios públicos y cuando cambies pañales. Esto evita la transmisión de enfermedades.