Cómo proteger un diente si se sale el empaste

Escrito por Maxwell Payne
El empaste se suele utilizar en casos de caries.
Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

El empaste se utiliza para rellenar agujeros en los dientes, a fin de protegerlos y evitar que se sigan rompiendo. Si el tejido que se encuentra dentro del diente queda expuesto, puedes sentir dolor, dado que a menudo son los nervios los que quedan expuestos. Si el empaste se cae, el diente causa dolor y es susceptible de continuar dañándose. Puedes reducir de forma temporal el dolor y el riesgo de daño en casa, hasta que puedas visitar al dentista (tan pronto como sea posible). Estas soluciones también funcionan cuando se salen las coronas.

Enjuaga la boca con agua tibia, con suavidad. No uses agua caliente ni fría. No utilices enjuague bucal, dado que puede causar mucho dolor.

Aplica una pequeña cantidad de pasta en la punta de un hisopo de algodón estéril y aplícala con cuidado sobre la punta del diente.

Aplica el aceite de clavo de olor con un hisopo en el diente para ayudar a aliviar el dolor y reducir la sensibilidad. Esto es útil si no tienes empaste o aún sientes bastante dolor, incluso luego de haber aplicado la pasta.

Consejo

Evita los alimentos duros o pegajosos, dado que pueden introducirse en el diente o causar dolor en la zona del nervio que está expuesto.

Advertencias

Utiliza solo pasta especial para dientes y aplicaciones dentales; no utilices ningún otro tipo de cemento.

Nunca intentes reinsertar el empaste que se salió.