¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Cómo prevenir la contaminación del agua

Escrito por Agustina Forgioni | Fecha actualizada September 14, 2018

El agua es el elemento esencial e imprescindible para el orígen y la supervivencia de todas las formas de vida. Se encuentra ampliamente distribuida a lo largo y a lo ancho del planeta, aunque con el paso del tiempo y el constante aumento de población a nivel mundial, el agua se está volviendo un bien cada vez más preciado y escaso.

El agua recubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre y se localiza principalmente en los océanos, donde es posible encontrar el 96,5% del agua total del planeta. Los glaciares albergan alrededor del 1,7% del total de agua, mientras que los depósitos subterráneos de agua y los glaciares continentales concentran asimismo otro 1,7%.

El 0,04% de agua restante se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos. Siendo este elemento fundamental para las distintas formas de vida, tanto vegetal como animal, la contaminación del agua constituye un serio peligro para el desarrollo de la vida en el planeta. La contaminación del agua puede adquirir diferentes formas, sin embargo la más común es aquella que implica la acumulación de una o más sustancias ajenas al agua que se han acumulado en una magnitud tal que van generando una gran cantidad de consecuencias en el medioambiente, entre las cuales se incluye el desequilibrio en la vida de seres vivos como animales, plantas y personas. Tal es así que la contaminación del agua puede acarrear serios peligros para la salud de los seres humanos, volviéndolos suceptibles de contraer distintas enfermedades por el consumo de agua contaminada o de vegetales cosechados con aguas de riego no seguras, entre otras. Pero no todo está perdido: existen muchas medidas que podemos tomar para prevenir la contaminación del agua. De hecho, muchas de nuestras actividades diarias contribuyen al problema de la contaminación del medioambiente. Estas actividades pueden causar que agentes contaminantes se desparramen en las alcantarillas y desde allí alcancen lagunas, ríos, arroyos y océanos. Veamos entonces cómo podemos ayudar a prevenir la contaminación del agua.

Tal vez te interese: Efectos de la contaminación en los animales

Manejo adecuado de los residuos

Una buena forma de comenzar a prevenir la contaminación del agua es mediante el correcto manejo de los residuos, ya sea en nuestro hogar, nuestro lugar de estudio o de trabajo y en las calles. Siempre se puede aplicar este principio donde quiera que estemos, y multiplicarlo al compartir la importancia del impacto del cuidado del medioambiente con las personas que nos rodean. Al desechar apropiadamente los desperdicios, se evita que los mismos lleguen a contaminar el agua de ríos, lagos y mares, lo cual se traduce directamente en un beneficio para el medioambiente y en un menor riesgo de contraer enfermedades infecciosas por el consumo de agua contaminada. En una escala mucho mayor, el correcto manejo de los desechos masivos provenientes de las distintas industrias supondría un aporte clave a la protección del medioambiente, dado que estos residuos son altamente tóxicos y aún en pequeñas cantidades, pueden llegar a contaminar enormes extensiones de tierra y agua con el impacto que ello significa para el desarrollo de la vida. Existen distintas leyes que regulan las actividades de la industria para prevenir la contaminación, pero lamentablemente rara vez se cumplen y la contaminación del agua está en franco aumento junto con el constante desarrollo industrial.

Uso de pesticidas en industria agrícola

El uso de pesticidas y compuestos organofosforados para el control de plagas en la industria agrícola es una causa importante de contaminación del agua. Desde nuestro lugar, una buena forma de no contribuir con este tipo de accionar que afecta al medioambiente es escoger siempre que nos sea posible opciones orgánicas, es decir, frutas y verduras que no son cultivadas con el uso de químicos tóxicos como fertilizantes o pesticidas. Otra opción igualmente válida es destinar una porción de tu jardín para tener tu propia huerta y de esta forma cultivar tu mismo algunos vegetales de uso diario. Si vives en un departamento o no tienes jardín para preparar tu huerta, no te preocupes: siempre puedes cultivar plantas de tomate, lechuga o las verduras que prefieras en macetas o canastos que ocupan un mínimo de espacio, con iguales resultados y beneficios para el medioambiente.

Medios de transporte no contaminantes

Otra buena forma de colaborar para prevenir la contaminación del agua es promover el uso de automóviles eléctricos: estos como su nombre lo indica, no requieren de combustibles derivados del petróleo para su funcionamiento, sino que poseen una batería de carga eléctrica. Por este motivo, su uso no contribuye a formentar la industria petrolera que genera cantidades masivas de residuos que muchas veces son vertidos a fuentes de agua, contaminando el medioambiente y favoreciendo la lluvia ácida que perpetúa el ciclo de contaminación del agua. Al mismo tiempo, estos automóviles eléctricos no generan gases que afecten a la atmósfera: no se producen nubes con vapor de agua acidificado y por ende no favorecen las lluvias ácidas como lo hacen los medios de transporte que utilizan combustibles derivados del petróleo.

Sigue leyendo: Cuáles son los diez principales contaminantes del agua

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.