Cómo prevenir el dedo en gatillo

Escrito por Rachel Rosman

Causado por la artritis, la gota o la diabetes, el dedo en gatillo es el "atasco" del pulgar u otro dedo de la mano en una posición doblada. Esta afección provoca dolor en la base de los dedos y dolorosos chasquidos o ruidos secos al flexionar o extender las falanges. Por lo general, el dedo en gatillo afecta a agricultores, músicos o trabajadores industriales que realizan movimientos forzados y repetitivos con sus dedo y se presenta con mayor frecuencia en personas entre 40 y 60 años de edad.

Disminuye las actividades que pueden agravar el dedo en el gatillo. Puede que necesites limitar algunos trabajos o actividades personales que requieren de movimientos repetitivos de agarre o desplazamientos forzados del dedo.

Ejercita suavemente los dedos para no perder la movilidad. Entre estos ejercicios se encuentran colocar la palma de la mano sobre una superficie plana y levantar cada dedo de forma independiente y hacer bollos de papel o tela.

Masajea el dedo afectado para aliviar el dolor y estimular la circulación.

Coloca la mano en agua tibia para relajar los músculos y reducir las sensaciones de dolor y "atasco" que puedes experimentar a lo largo del día. Sumerge la mano entre 15 y 20 minutos y, si obtienes resultados positivos, repite las veces que sea necesario.