¿Cómo preparo un remedio de miel y limón para aliviar mi dolor de garganta?

Escrito por Kathryn Hatter

Un dolor de garganta que te deja ronco y te provoca ardor puede ser una amenaza para que cumplas con tus responsabilidades y actividades cotidianas. En lugar de sufrir cada vez que tragas, prepara un remedio de miel y limón. Usando las propiedades calmantes naturales de la miel y combinándolas con los beneficios cítricos del limón, puedes ayudar a sentirte mejor para poder continuar con tu rutina diaria.

Coloca el limón en la tabla de cortar y pártelo por la mitad con el cuchillo de mondar. Retira la mayor cantidad de semillas posibles. Exprime las mitades del limón dentro de la taza pequeña para hacer jugo de limón fresco. Sigue exprimiendo hasta que hayas obtenido la mayor cantidad de jugo posible. Aparta el jugo.

Llena la tetera con agua y hiérvela. Llena aproximadamente 3/4 de la taza de té con agua caliente.

Agrega cantidades iguales de jugo de limón y miel a la taza de té con agua caliente. Revuelve con la cuchara para que los ingredientes se integren bien.

Deja que el agua se enfríe lo suficiente como para que la puedas beber. Sin embargo, cuánto más caliente esté, más te calmará el dolor de garganta.

Consejo

Existe otra alternativa que puede calmarte el dolor con partes iguales de miel y jugo de limón. Toma esta mezcla de a cucharadas para revestir tu garganta, bebiéndola con tanta frecuencia como sea necesario para sentirte mejor.