Cómo prepararse para el examen sanguíneo de colesterol

Escrito por Aksana Nikolai
La prueba de colesterol en la sangre es un procedimiento corto y relativamente indoloro.
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El colesterol es una sustancia grasosa, parecida a la cera que se encuentra en nuestro cuerpo que produce los ácidos, vitaminas y hormonas que ayudan en la digestión de las grasas. Sin embargo, las cantidades de colesterol en exceso pueden obstruir las arterias, dando lugar a una serie de complicaciones graves. Por esta razón los médicos recomiendan a sus pacientes una prueba sanguínea de colesterol cada cinco años. La prueba es un procedimiento corto y relativamente indoloro, pero requiere una preparación en algunos casos.

Deja de utilizar cualquier medicamento que pueda resultar en una interferencia con los resultados de la prueba. Tu médico debe ser capaz de decirte qué medicamentos necesitas interrumpir y con cuánto tiempo de anticipación.

No debes ayunar ni hacer nada fuera de lo normal si estás recibiendo una lectura parcial, que incluye sólo el nivel de colesterol total y de lipoproteínas de alta densidad (HDL).

Abstente de la comida, y bebe sólo agua, durante 12 horas previas al examen, si necesitas un vistazo a tu perfil de colesterol total, que incluye HDL, lipoproteínas de baja densidad y triglicéridos. El consumo de alcohol debe detenerse 48 horas antes del examen.

Vuelve a tus hábitos alimenticios normales tan pronto como la prueba haya terminado.

Consejo

Siempre que sea posible, programa tu prueba para la mañana, así pasarás la mayor parte de tu período de ayuno durmiendo. Espera un mínimo de seis semanas después de dar a luz antes de someterte a una prueba de colesterol en sangre. El embarazo aumenta temporalmente los niveles de colesterol. Los ataques al corazón o enfermedades, por otro lado, pueden disminuir el colesterol y un período de espera de seis semanas antes de la prueba se recomienda.