Cómo preparar solución salina

Escrito por Barbara Stanley
El agua del grifo puede ser utilizada para preparar solución salina.
Thinkstock/Comstock/Getty Images

La solución salina contiene una concentración de cloruro de sodio (NaCL), o sal de mesa. Esta concentración es usualmente medida por peso. Una solución salina moderada es entre tres a diez partes por millón (ppm). La solución salina es utilizada para liberar la mucosidad de los pasajes nasales, para permitir que las medicinas funcionen mejor. También limpia los componentes que provocan alergia e irritación. La solución salina puede ser utilizada para limpiar heridas y reponer líquido perdido debido a sudoración excesiva o a la diarrea.

El agua no tiene que hervir.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Vierte 8 onzas (0,23 l) de agua del grifo en una sartén. Añade entre 1/4 y 1/2 cucharadita de sal sin yodo al agua. Hierve el agua hasta que se disuelva. De forma opcional, agrega 1/4 de cucharadita de polvo para hornear al agua.

Limpia frascos de comida de bebé vacíos y sus tapas para utilizarlos como contenedores.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Coloca frascos limpios con tapas en una olla grande y cúbrelos con agua. Lleva el agua a hervor por 15 minutos. Remueve los frascos y las tapas con cuidado. No pongas tus manos en los frascos estériles.

Remueve la solución salina del fuego y llena los frascos. Cubre con las tapas y permite que se enfríe antes de guardarlos. Utiliza la solución salina dentro de los siguientes dos días. Si necesitas más, prepara más solución salina fresca.

Consejo

Puedes utilizar agua destilada si no consigues agua del grifo. La cantidad de sal utilizada es relativa al fin con el que desees utilizar la solución. Para reponer fluidos debido a sudoración o diarrea, añade 2 cucharadas de azúcar a la solución.

Advertencias

La sal con yodo puede irritar la garganta, vías nasales o heridas si se la usa reiteradamente.