Cómo poner un hombro dislocado de vuelta en su lugar

Escrito por Lisabetta DiVita
Los síntomas de una dislocación de hombro incluyen inflamación, cambio de color y debilidad.
Stärke image by imagenation from Fotolia.com

El hombro es la articulación de una bola y una órbita que permite que muevas tus brazos hacia arriba, abajo, adelante, atrás, adentro y afuera. De acuerdo con la Academy of Orthopedic Surgeons, esta flexibilidad en el movimiento hace al hombro proclive a las dislocaciones. Las subluxaciones se refieren a dislocaciones parciales en las cuales el húmero (hueso proximal del brazo) está parcialmente desalineado con la cavidad glenoidea (órbita). Las dislocaciones completas se refieren a la desalineación total del húmero con respecto a la cavidad glenoidea. Los síntomas de una dislocación de hombro incluyen inflamación, cambio de color y debilidad. Hay pasos específicos para poner el hombro dislocado de nuevo en su lugar.

Lava tus manos con agua y jabón y sécalas bien.

Frota el brazo de la persona con un paño con alcohol y haz que un profesional le aplique una inyección de 30 mg de Ketorlac. Este es un medicamento para el dolor.

Pide a la persona que se relaje y deje sus músculos flojos. Hazle saber que realizarás maniobras sobre su hombro y dile que te detendrás si sufre algún tipo de dolor.

Dobla el codo del brazo afectado a 90 grados. Toma el codo con ambas manos y aplica una fuerza de tracción alejándote del individuo.

Quita una mano del codo y colócala en el antebrazo. Lentamente rota externamente el codo y deténte si el individuo siente dolor. Continúa manteniendo la tracción sobre el codo con tu otra mano. Deja que el paciente se relaje y repite el Paso 4.

Espera hasta escuchar un ruido seco y siente el hombro. Sentirás la bola del húmero nuevamente en su órbita (cavidad glenoidea). Si este método no funciona, puedes intentar manipular el omóplato del hombro usando la técnica de manipulación escapular.

Manipulación escapular

Coloca a la persona sentada con su hombro sano contra una pared. Esto servirá para estabilizar el cuerpo del paciente cuando realices las maniobras con su hombro lesionado.

Pide a un ayudante que se pare enfrente del paciente y levante la muñeca del brazo afectado hasta que el brazo quede horizontal con el piso.

Pide a tu ayudante que coloque la otra mano del individuo (la del lado sano) con la palma hacia abajo sobre la clavícula del lado afectado. El asistente debe continuar sosteniendo el brazo afectado en dirección horizontal y tirar firmemente el brazo del paciente hacia él. Esto sirve como contrapeso.

Coloca tu pulgar sobre el omóplato del paciente del lado afectado. Asegúrate de que tu pulgar esté directamente sobre la punta más baja del omóplato y aplica una presión firme moviendo la parte baja del omóplato hacia la línea media de su espalda.

Coloca tu otra mano sobre la porción superior del omóplato del lado afectado y aplica presión para estabilizar. Asegúrate de que tu ayudante continúe tirando del brazo del paciente hacia él.

Deberías oír un ruido sordo o ver el húmero moverse a su lugar en la cavidad glenoidea. Una vez que esto sucede, coloca el brazo en un cabestrillo y consulta con tu médico.

Advertencias

Manejar un hombro dislocado es un proceso delicado y complicado que debería ser realizado por un profesional médico. Consulta con tu médico antes de intentar realizar estas maniobras en casa.