Cómo perder peso con un trastorno de la tiroides

Escrito por Diane Steinbach

La enfermedad de la tiroides se presenta en muchas formas, incluyendo como una hiperactividad de esta glándula o insuficiencia tiroidea. Aunque la baja actividad tiroidea, o hipotiroidismo, se sabe, ralentiza al metabolismo y causa aumento de peso, a veces los medicamentos para el hipertiroidismo ocasionan el mismo efecto. Ganar peso con esta enfermedad puede ser deprimente, pero puedes perderlo al tiempo que domesticas el mal comportamiento de tu tiroides.

Cómo perder peso con un desorden de la tiroides

Quema calorías. La simple reducción de calorías no ayuda a una persona con un trastorno de la tiroides a perder kilogramos, a pesar de que todos están buscando una manera rápida y fácil de perder peso. Mientras has estado luchando para conseguir unos niveles de tirotropina (TSH, por sus siglas en inglés) normalizados, tu metabolismo se ha dormido, por lo que hay que despertarlo de nuevo. Ejercita durante sesenta a setenta y cinco minutos, cuatro o cinco días a la semana, para luchar contra los desequilibrios que puedas tener en tus niveles de insulina y leptina.

Habla con tu médico sobre tus medicamentos. Aunque se podría pensar que tus medicamentos para la tiroides podrían ayudar a tu metabolismo a trabajar de nuevo y equilibrar el aumento de peso, algunos de tus otros medicamentos pueden causarte un aumento de peso. Los betabloqueantes, antidepresivos y píldoras anticonceptivas son conocidos por causar un aumento de peso, así que habla con tu médico acerca de medicamentos alternativos.

Si estás recibiendo tratamiento con yodo radioactivo para el hipertiroidismo, consigue tratamientos alternativos. En un esfuerzo por equilibrar la tiroides, muchos pacientes con hipertiroidismo son tratados con yodo radiactivo (iodo radioactivo), que es bien conocido por causar un aumento de peso significativo. Hay otras opciones para la mayoría de los pacientes, así que habla con tu médico acerca de tus preocupaciones.

Levanta pesas. El entrenamiento de fuerza es la elección de ejercicio perfecta para muchos de los pacientes de tiroides que están luchando contra el aumento de peso, ya que ayuda a quemar calorías y desarrolla los músculos. Ya sea que elijas pesas, entrenamiento de resistencia o de construcción muscular, estos son la clave para controlar continuamente el peso.

Agrega fibra a tu dieta. Para las personas con hipotiroidismo, la fibra es una parte importante de su plan dietario. Si la consigues en tus alimentos (verduras y algunas frutas) o en los suplementos dietarios, la fibra te ayudará a mantener una sensación de saciedad.

Si necesitas bajar de peso, bebe mucha agua. Puedes poner a tu metabolismo en acción no solo tomando los recomendados ocho vasos al día, sino también bebiendo un vaso de 8 onzas (227 ml) por cada 25 libras (11,34 kg) de peso que quieras perder. Para que pases a otro nivel en la lucha contra la enfermedad de la tiroides y el aumento de peso, es necesario que recibas asesoramiento para mantener un descenso de peso habitual.

Bebe té verde. Uno de los síntomas de la enfermedad de la tiroides es la fatiga, y muchas personas ganan peso simplemente porque están demasiado cansadas para hacer ejercicio. Una taza de té verde puede darte la energía que necesitas para empezar a moverte; además, puedes beneficiarte de los otros aspectos saludables de beber té en forma moderada.

Consejo

Mantente en movimiento. Si tienes problemas de salud, de rodilla o de otro tipo, busca un programa de ejercicios adecuado para ti. Cualquier movimiento es mejor que no moverte en absoluto.

Advertencias

No te desesperes. La depresión es común con el trastorno de la tiroides y con el aumento de peso, así que habla con tu médico para que te ayude a lidiar con este síntoma.