Cómo perder peso con un enema

Escrito por Julia Derek
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Por muchos siglos las personas vienen usando los enemas para bajar de peso y por razones médicas. Aunque la práctica haya pasado de moda en el siglo anterior, en los últimos años ha vuelto su popularidad debido al apoyo de famosos entusiastas. Entre otros, Howard Stern, Britney Spears y Courtney Love afirmaron que los enemas son tratamientos eficaces para la pérdida de peso, desintoxicación y otras condiciones. De acuerdo con el sitio web Phifoundation.org "puedes perder hasta 15 libras (6 kilos) en una hora al eliminar con un enema los desechos humanos".

Cómo utilizar el enema

Determina qué tipo de enema es adecuado para ti. Hay muchos tipos diferentes. Compra el equipo de enema elegido.

Tómate una hora para realizar el enema. Come y bebe poco antes. Una vez que te hayas insertado el enema, masajea tu abdomen. Trata de vaciar tus intestinos por medios naturales antes de insertar el enema para obtener un máximo efecto.

Prepara el enema. No utilices agua demasiado caliente o demasiado fría, 102 grados (39° C) es lo recomendable. Instala la manguera, la abrazadera y la punta en la bolsa de enema. Lubrica la punta para que se inserte fácilmente.

Lubrica el ano con un lubricante. Acuéstate sobre tu espalda durante el primer enema, las rodillas flexionadas y juntas, con los pies bien separados para facilitar el acceso. No se sientes en el inodoro, porque se puede caer el enema. De esta manera puedes ver cómo la bolsa poco a poco se desinfla y tu abdomen se expande a medida que el agua entra en el colon. Relájate y deja correr el agua dentro de ti. Si te agarra un calambre, hazle un masaje a tu estómago. Trata de mantener el enema unos pocos minutos.

Cuando llegue el momento de evacuar, camina hacia el baño con el tubo todavía en su lugar. Espera hasta que estés en condiciones de evacuar antes de retirar el tubo. Haz una respiración profunda y deja los desechos que se vayan.

Consejo

Aunque puedes usar agua normal para tu enema, lo mejor es utilizar agua filtrada. El agua del grifo no es recomendable, ya que tiene numerosos productos químicos y sustancias inorgánicas presentes, como el cloro, que pueden irritar los intestinos.

Trate de hacer tu primer enema con un compañero, ya que quizás quieres cambiar de posición una vez que el enema está funcionando. Puede ser más fácil si un compañero experimentado inserta el primer enema y masajea tu estómago.

Advertencias

No uses los enemas con demasiada frecuencia. Se recomienda hacerlo una vez por año. Debes saber que los enemas se utilizan principalmente para la desintoxicación y limpieza de colon, que por lo general resulta en la pérdida de peso, lo que no significa que debe ser utilizado para ese fin.