Cómo pegar una corona en un diente

Escrito por Greg Stone

Las coronas dentales protegen y otorgan una apariencia natural a un diente deforme, decolorado o dañado. Los dentistas le adaptan a los pacientes una corona temporaria luego de desgastar el diente afectado. Esto deja al diente sensible al calor y al frío, así que la corona actúa como una manta para protegerlo. A veces las coronas temporarias o permanentes se aflojan. Es importante solucionar este problema lo más rápido posible porque sin la corona, los dientes adyacentes pueden moverse y la encía crece sobre los bordes del diente en solo unos pocos días.

Llama a tu dentista inmediatamente después de que se te afloje la corona. Si puedes llegar de inmediato, házlo. Lleva la corona contigo.

Ve a la farmacia si no puedes ir al dentsita en el día. Compra un cemento dental temporario o adhesivo para dentadura.

Aplica aceite de clavo con una torunda de algodón sobre el diente expuesto. Esto aliviará cualquier dolor o malestar.

Limpia el interior de la corona con un cepillo dental. Enjuágala con agua y déjala secar.

Cubre el interior de la corona utilizando un hisopo con el cemento dental o el adhesivo. Si utilizas cemento dental sigue las instrucciones de cómo mezclarlo antes de la aplicación.

Coloca cuidadosamente la corona sobre el diente y sosténlo suavemente en su lugar por un par de minutos. Limpia cualquier exceso de cemento o adhesivo.

Consejo

Evita masticar con la corona pegada temporariamente hasta ver a tu dentista. Usa chicle sin azúcar para sostener la corona en su lugar si se te acaba el adhesivo dental.

Advertencias

Nunca utilices super pegamento sobre la corona. Este puede dañar el diente y los dientes adyacentes.