Cómo partir una pastilla sin un cortador de píldoras

Escrito por James Clark
Creatas Images/Creatas/Getty Images

Partir una pastilla puede ser necesario cuando un medicamento no está disponible en la dosis requerida, o cuando utilizar una dosis menor es igual de eficiente, como para aliviar un dolor de cabeza con media aspirina en lugar de una completa (lo que también te ahorra dinero). Los cortadores de píldoras se encuentran disponibles en las farmacias, pero si no tienes uno a la mano, hay otra forma sencilla de dividir una pastilla.

Determina si la píldora tiene una línea para guiarte al cortarla. Si la tiene, pasa al Paso 3.

Coloca la píldora en la tabla para cortar. Crea una línea que te guíe para cortarla. Sostén el borde de la pastilla con la punta de tus dedos de una mano y coloca la hoja de un cuchillo afilado sobre el centro de la pastilla. Presiona hacia abajo y suavemente mueve el borde del cuchillo hacia ti para formar un hueco en el centro de la pastilla.

Con la píldora en la tabla, coloca la hoja del cuchillo en el hueco y coloca tu mano libre sobre la píldora y el cuchillo ahuecando mano, con la palma y las puntas de los dedos descansando sobre el cuchillo y la píldora. Esto evitará que las dos mitades de deslicen y se caigan de la tabla cuando la cortes.

Presiona fuerte hacia abajo para cortar la pastilla a la mitad.

Repite los Pasos 1 al 4 con cada mitad si necesitas una dosis de un cuarto de pastilla.

Consejo

Utiliza un cuchillo afilado para evitar que la píldora se astille o se quiebre.

Advertencias

Consulta con tu doctor para saber si dividir tu medicina en particular puede causar resultados serios o incluso fatales. Nunca cambies la dosis de una medicina recetada sin consultarlo con tu doctor.