Cómo oxigenar la sangre

Escrito por María Lorena Peralta
Si te sientes cansado, tu sangre no está siendo bien oxigenada
Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Si sientes todo el tiempo que tu cuerpo está cansado y no te puedes concentrar en las tareas que debes realizar durante el día, es probable que estés sufriendo de un cuadro de tensión por no tener tu sangre adecuadamente oxigenada. ¿Quieres aprender de qué manera solucionarlo para poder tener una mejor calidad de vida? Entonces sigue los pasos que se detallan a continuación. Si lo haces al pie de la letra, podrás oxigenar tu sangre y sentirte mejor.

Instrucciones

Realiza una caminata de 30 minutos al aire libre
Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

Para oxigenar adecuadamente la sangre es necesario que realices una rutina diaria de ejercicios. Puedes comenzar con una caminata de 30 minutos al aire libre. Siempre es mejor realizar actividad física a cielo abierto para que los pulmones se llenen de aire puro. Luego de la caminata, tiéndete en el piso boca arriba, estira las piernas y levántalas de a una alternando la derecha y la izquierda. De esta manera, favorecerás la circulación y oxigenación de la sangre. Repite el ejercicio durante cinco minutos.

Agrega frutas y verduras a tu alimentación
Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Debes realizar una alimentación sana eliminando de tu dieta los alimentos ricos en grasas y azúcar. Comienza a consumir verduras, frutas frescas y de estación, cereales, frutas secas y miel. Es necesario también que bebas tres litros de agua por día. Si lo haces, eliminarás las toxinas de tu cuerpo y favorecerás a la oxigenación de la sangre.

Bebe una taza del té de hierbas antes de acostarte
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Toma un jarro, llénalo con agua y échale dentro la cola de caballo, el jengibre y el aceite de romero. Llévalo al fuego hasta que hierva. Cuando la infusión esté lista, cuélala, espera a que se entibie y llévala a la heladera. Debes beber tres vasos por día de este líquido para eliminar el exceso de líquidos, toxinas. Procura tomar un poco de la infusión antes de ir a dormir para relajar tu cuerpo y así poder descansar mejor. Si realizas este procedimiento, podrás oxigenar adecuadamente tu sangre.