Cómo obtener un estilo delgado y marcado.

Escrito por Nicole Hogan-Jenkins
Involúcrate en un entrenamiento de resistencia para obtener un estilo delgado y marcado.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Lograr un físico delgado y cincelado toma disciplina y dedicación. Obtener un estilo súper delgado requiere reducir tu porcentaje de grasa corporal mientras mantienes músculo magro. Un programa de entrenamiento de fuerza intenso es la clave en lo que refiere a la pérdida de grasa, porque el músculo incrementa el metabolismo. Combinar un programa de entrenamiento especializado con una dieta rica en proteínas y baja en grasas te dará el cuerpo estrecho y delgado que deseas.

Involúcrate en un entrenamiento de fuerza para todo el cuerpo cuatro veces a la semana. Haz prensa de piernas, remo sentado para la espalda, prensa para pecho con mancuernas, ejercicios para bíceps y tríceps, abdominales y prensas para hombros por sobre la cabeza. Realiza series descendientes: primero una de 25 repeticiones, luego una de 15, 10 y 8. Incrementa el peso para cada ejercicio a medida que reduces las repeticiones. Los pesos deben ser lo suficientemente pesados como para que cada serie sea difícil de completar.

Haz intervalos de ejercicio cardiovascular tres días a la semana para quemar las grasas almacenadas. Usa la máquina elíptica a baja resistencia por 30 segundos y luego cambia a un paso lento por un minuto, o corre en la cinta por 30 segundos y luego camina por un minuto.

Consume una dieta baja en grasas y alta en proteínas, para ayudar a recuperar y desarrollar los músculos, lo cual a su vez interviene en la pérdida de grasas. Come carnes magras, pescado, aves sin piel, legumbres, soja, granos integrales, vegetales, frutas y grasas saludables como semillas, nueces, aguacates y aceite de oliva. En cada comida, come una porción de proteínas magras y carbohidratos complejos. Por ejemplo, come 4 onzas (120 gramos) de pollo al horno, 1/2 taza de pasta de trigo y 1 taza de espinacas.

Mantente alejado de los alimentos procesados que parecen convenientes pero en realidad sabotean tus esfuerzos para perder grasa. Evita las comidas previamente condimentadas, enlatadas y congeladas, ya que son altas en sodio, grasas y conservantes químicos.

Consejo

Incrementa tu ingesta diaria de agua para deshacerte del exceso de peso causado por retención de líquidos. Bebe al menos ocho vasos de agua al día.