Cómo obtener un cuerpo de nadador sin nadar

Escrito por Christina Schnell
Los nadadores competitivos tienen hombros, espalda y brazos tonificados.
Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Observa cualquier grupo de nadadores competitivos y te darás cuenta de que tienen un tipo de cuerpo común: brazo y hombros delgados, muy tonificados, abdomen definido y piernas firmes. Este físico de nadador, viene de un entrenamiento regular de fuerza y horas de nadar. El resultado es un cuerpo tonificado y delgado sin abultamiento muscular. De cualquier manera, tu no tienes que nadar horas cada día para obtener esta constitución de nadador.

Realiza 45 minutos de ejercicios cardiovascular cuatro o mas veces a la semana. Parte de desarrollar un cuerpo de nadador es reducir la grasa corporal en general, la cual requiere de sesiones de ejercicio cardiovascular vigorosas como correr, ciclismo o aerobics. Reta a tu cuerpo constantemente cambiando el tipo de ejercicio que haces. Por ejemplo, haz ciclismo el lunes, corre el miércoles, haz ciclismo el viernes y sube escaleras el sábado.

Realiza mas repeticiones de levantamiento con menos peso para crear un cuerpo largo y estético. Por ejemplo, en vez de realizar 3 series de ocho repeticiones en el cuarto de peso, realiza cinco series de 10 repeticiones.

Entrena los músculos necesarios para nadar de manera mas extensa que otros grupos musculares como tus piernas, glúteos y espalda baja. Mover el cuerpo en el agua otorga a los nadadores brazos, espalda, hombros y abdominales fuerte. Realiza este entrenamiento dirigido trabajando cada musculo mayor y menor de este grupo en tus brazos, hombros y espalda alta y baja durante tu rutina de levantamiento. Intenta de 3 a 4 sesiones por semana, realizando los ejercicios en este orden: ejercicios de espalda el lunes, brazos y hombros el miércoles y piernas el viernes. Incorpora por lo menos 2 o 3 ejercicios abdominales durante estas sesiones para estabilizar tus músculos nucleares.

Alimentante de manera saludable y balanceada. Los nadadores logran un cuerpo bajo en porcentaje de grasa por ingerir cinco pequeñas comidas saludables diario en vez de 3 grandes. Comiendo pequeñas cantidades frecuentemente ayuda a soportar el crecimiento muscular y a su salud cardiovascular. Consume alimentos altos en nutrientes así como frutas, verduras, lácteos bajos en calorías y proteínas ligeras como pollo, pescado y pavo. Elige grasas saludables por encima de las hidrogenadas y las saturadas

Consejo

Se paciente. Ningún programa de entrenamiento te dará un cuerpo de nadador de un día para otro o después de pocas semanas. Continua superando tus limites y monitorea tu progreso después de algunas semanas de manera periódica.

Advertencias

Consulta a un medico o a un entrenador profesional antes de un cambio drástico a tu estilo de vida o nivel de actividad. Si sobrecargas tu régimen de entrenamiento demasiado rápido puede causarte serios problemas musculares y articulares.