Cómo nadar con una pinza para la nariz

Escrito por Kim Evans
Swimming image by Stana from Fotolia.com

Para un nadador que tiene problemas nasales o inconvenientes al respirar mientras nada, poder usar una pinza para la nariz puede hacer que la actividad sea más cómoda. Se trata de un objeto pequeño, una pieza de alambre recubierta de plástico que se ubica al final del tabique y cierra los orificios nasales.

Ajuste y prueba

Ajusta y prueba la pinza fuera de la piscina. La pinza debe pellizcar los orificios, pero no debe resultarte incómoda. Si la sientes muy apretada, quítala y aflójala con cuidado. Si la sientes muy floja, apriétala un poco. Intenta respirar por la nariz. Si no eres capaz, significa que has colocado bien la pinza. Pruébala nuevamente para ver si la sientes cómoda.

Sumérgete con la pinza puesta, ésta debe bloquear el paso del agua a tu nariz. Si el agua ingresa, sal de la piscina, quita la pinza y ajústala un poco.

Una vez que has ajustado la pinza correctamente, nada respirando únicamente por la boca.

Consejo

Colócale una correa a tu pinza, pasándola por alrededor de tu cuello para quitar/colocarla fácilmente. La correa hará que sea más simple llevarla en tu bolsa. Seca la pinza cuando hayas terminado de nadar; de esta forma durará más tiempo.

Puedes comprar pinzas para la nariz en la mayoría de las tiendas deportivas. Existen varios sitios online, como por ejemplo SwimOutlet.com.

Advertencias

No uses una pinza al zambullirte en el agua, ya que la pinza se puede romper y lastimarte.