Cómo mezclar el polvo probiótico

Escrito por Laura Munion
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los probióticos son bacteria útil que ayuda a la digestión y pelea contra las bacterias malas para tu salud. Se los puede usar como suplementos diarios o para ayudar a balancear los niveles de bacterias cuando estás tomando antibióticos. Hay varias formas de probióticos. Algunas pastillas o polvos necesitan refrigeración, mientras que a otros se los puede dejar a temperatura ambiente. Puedes comer ciertos yogures que tienen bacteria viva, para ingerir el suplemento de probióticos que necesitas.

Cómo mezclar el polvo probiótico

Mide el polvo de acuerdo a las instrucciones del paquete. La cantidad varía de acuerdo a la marca y a la edad de la persona que lo vaya a tomar.

Coloca el polvo en una taza o botella que pueda contener por lo menos 6 onzas (170 g). No la llenes hasta el borde para poder mezclar.

Llena el recipiente con 5 onzas (141 g) de agua tibia o casi fría. No uses ni agua fría ni caliente, porque esas temperaturas pueden matar la bacteria e impedir la absorción del polvo.

Revuelve la mezcla. Si tienes una botella o un recipiente cerrado la puedes agitar hasta que se mezcle todo bien.

Toma la mezcla inmediatamente. No la dejes a temperatura ambiente, porque esto puede reducir su efectividad.

Advertencias

Comenzar un regimen con un suplemento probiótico puede resultar en una inflamación o diarrea. Comienza con dosis más pequeñas de las recomendadas y auméntalas de día en día hasta llegar a la dosis completa.