Cómo mejorar rápidamente la voz ronca

Escrito por Yvette Clark
None

La voz ronca siempre es preocupante ya que puede hacer que la comunicación verbal sea incómoda y en ocasiones imposible. Si dependes de tu voz para ejercer tu profesión, la ronquera puede significar la pérdida del salario en la misma forma en que una lesión corporal puede afectar al trabajador común. Cuando la afección se debe a la tensión de las cuerdas vocales, alergias o un resfriado reciente, estos métodos te ayudarán a recuperar tu voz a su estado normal rápidamente.

Deja de hablar y de cantar para darle un descanso a la voz. Si debes hablar, hazlo en voz baja, lo que permitirá que las cuerdas vocales descansen. Por otra parte, si susurras la pondrás a prueba tanto como si gritaras.

Bebe al menos 80 onzas de agua a diario, lo que ayudará a diluir la mucosidad y asegurará que tus cuerdas vocales y la garganta estén completamente hidratadas.

Toma líquidos calientes para que le proporcionen la humedad necesaria a la garganta, especialmente si la voz ronca se debe a un resfrío o a la tos. Un caldo que contenga ajo puede ayudarte a diluir la mucosidad y quitar la tensión de la voz, mientras que el té de jengibre con agave o miel te ayudarán a suavizar y lubricar las cuerdas vocales.

Quítate la tos con un jarabe para asegurarte que la voz no quede más ronca. Al toser puedes dañar las cuerdas vocales, especialmente si lo haces en forma continua. Si aún sientes la necesidad de toser a pesar de estar usando el jarabe, chupa una pastilla para la garganta, un caramelo duro o toma pequeños sorbos de líquido.

Humedece tu ambiente ya que el aire seco resecará aún más tu garganta y prolongará la voz ronca. Para darle a tu voz una dosis de humedad en forma inmediata, siéntate en el baño con la ducha caliente encendida y aspira el vapor profundamente.

Advertencias

Evita el alcohol y la cafeína cuando tu voz está ronca. El contenido de estas bebidas resecará los tejidos de la garganta y exacerbará la ronquera. Busca atención médica si tu voz ronca dura más de dos semanas. Esto puede ser el comienzo de una enfermedad seria.