Cómo mejorar la diverticulitis solamente con dieta

Escrito por Contributor
El pan de trigo tiene la fibra necesaria para mejorar el estado de la diverticulitis.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La diverticulitis es una enfermedad intestinal en la que se forman bolsas que se infectan o inflaman. Esto conduce al estreñimiento, que puede empeorar la condición general del paciente. Una manera eficaz de tratar este padecimiento es cambiar a una dieta alta en fibra que ablande las heces. Esta técnica también puede ayudar a sanar la parte infectada del intestino -por lo general el colon- y posiblemente conduzca a la pérdida de peso. Finaliza cualquier antibiótico o dieta prescrita por el médico antes de intentar esta nueva dieta.

Instrucciones

Aumenta la cantidad de agua que bebes hasta que tu orina sea casi incolora. Bebe agua en todas las comidas y entre ellas. Al mismo tiempo, disminuye o elimina la cafeína, el chocolate y otros diuréticos. La cafeína te deshidrata y puede empeorar el dolor en el colon. Fumar tiene el mismo efecto. Si fumas, esta es una razón más para dejar de hacerlo.

Incrementa gradualmente tu consumo de fibra. Los doctores recomiendan de 25 a 30 g de fibra al día en una dieta saludable, pero la mayoría de la gente sólo consume alrededor de 15 g al día. Alguien que intenta recuperarse de esta enfermedad debe consumir unos 60 g al día, sin embargo un aumento repentino puede causar más problemas. Incrementa tu ingesta 5 gramos por día hasta llegar a 60.

Come alimentos ricos en fibra en forma regular. Elige cereales con un contenido de fibra de 9 a 14 g por taza. Agrega fibra en polvo a cualquier líquido que bebas como té de hierbas, salsa para pasta o sopa. Cada porción es de 5 g y no cambia el sabor de la comida o la bebida. Consume una o dos rebanadas de pan tostado en la mañana, dos más en el almuerzo y otra en la cena. Come más frutas como manzanas, plátanos y peras; más frijoles, arroz integral o silvestre y otros alimentos integrales. La fruta cruda ofrece de 2 a 5 g por pieza. Para los bocadillos prueba las nueces, los palitos de zanahoria o el hummus.

Aumenta la cantidad de comidas que ingieres en un día, pero disminuye los tamaños de las porciones. Lo ideal es realizar tres comidas pequeñas con dos bocadillos o refrigerios de por ejemplo, verdura cruda y una barra nutritiva; para completar un total de cinco porciones de alimento. Mantén cada comida entre 300 y 400 calorías para ayudar a mantener el peso controlando la ingesta calórica.

Consejo

Si consumes 60 g de fibra por día y estás adecuadamente hidratado, nunca llegarás a estar estreñido.