Cómo mejorar la defensa para el baloncesto

Escrito por Jason Alexander
None

Las habilidades para la defensa son un componente clave para el buen arsenal de cualquier jugador de baloncesto. Aunque anotar puede ser más excitante, la defensa es tan importante, sino es más fundamental que, tener fuertes habilidades ofensivas. La defensa es sinónimo de conciencia y anticipación. Conocer el próximo movimiento de tu oponente y mantener el balance puede aumentar tus habilidades defensivas de manera exponencial. A pesar de las limitaciones físicas, cada jugador de baloncesto puede tomar medidas para convertirse en un mejor defensor.

Párate con tus pies separados a la distancia de tus hombros y mantén tus rodillas levemente flexionadas. Mantén una mano hacia abajo para proteger la pelota y mantén la otra levantada para estar preparado para bloquear un tiro o un pase alto.

Mantén tus ojos en la cintura de tu oponente. Si ves que la cintura de tu oponente se mueve en una dirección, debes estar preparado para moverte en esa misma dirección, ya que es a donde se dirigirá. Si tus ojos sólo miran a la pelota, podrás ser engañado fácilmente, ya que es increíblemente fácil amagar un tiro o un pase.

Practica moverte de lado a lado. No dejes que tus pies se choquen entre sí e intenta desarrollar movimientos laterales fluidos, haciendo que tu defensa sea más rápida.

Aprende a cambiar entre las posiciones defensivas con otros jugadores de manera instantánea. Si la defensa se arma como una marca, simplemente di la palabra "cambio" para que tus compañeros sepan que deben marcar a tu hombre o viceversa.