¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Cómo medir jeringas de insulina

Escrito por Estefanía Mac | Revisado por María Silvana Costanzo, MEDICA | Fecha actualizada December 28, 2018

Para un diabético el saber controlar los niveles de azúcar en la sangre a través de inyecciones de insulina es cosa de vida o muerte.

MedLine Plus sitio adscrito a la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU nos explica que la inyección de insulina es utilizada por personas que padecen de diabetes tipo 1. Condición en la que el cuerpo no produce insulina lo que impide controlar el nivel de cantidad de azúcar en la sangre.

Las jeringas de insulina también son requeridas por personas diagnosticadas con diabetes tipo 2, en la cual el organismo no produce insulina normalmente por lo que el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto.

Todo el conocimiento necesario acerca del procedimiento correcto para la colocación de una jeringa de insulina debe ser instruido e inicialmente supervisado por un educador en diabetes certificado (CDE en los Estados Unidos por las siglas de Certified Diabetes Educator). Un CDE es un profesional de la salud con amplia experiencia y conocimiento en la prevención y el control de la diabetes.

El procedimiento correcto para la aplicación de una jeringa de insulina comprende el conocimiento pleno de la dosis que se debe aplicar, el llenado apropiado de la jeringa en la cantidad correcta, el lugar indicado y el suministro preciso.

Concentremos nuestra atención en éste artículo en cómo medir jeringas de insulina, sus partes y tamaños existentes en el mercado.

Te puede interesar: ¿Por qué es malo la insulina en exceso?

Partes y tamaños de una jeringa de insulina

Una jeringa para insulina difiere significativamente en el grosor del cilindro y tipo de aguja respecto de una jeringa normal. El Ministerio de Salud de Singapur nos presenta las tres partes de una jeringa de insulina: la aguja, el barril y el émbolo.

La aguja es bastante corta y delgada, hecha de un material especial y cubierta de silicón, a fin de deslizarse a través de la piel con el menor dolor.

El barril o cilindro es la cámara larga y afinada de plástico que contendrá la insulina. En él, lo más importante es la calibración o líneas laterales que marcan las unidades de insulina que pueden ser inyectadas.

El émbolo es la varilla larga y delgada que se desplaza hacia arriba o hacia abajo dentro del barril. En su extremo interior contiene un sello de goma que evita fugas y junto a las calibraciones del barril marca la cantidad exacta de insulina.

Las jeringas de insulina como muchas otras son desechables o descartables por lo que una vez usadas deberían colocarse en su contenedor con su tapa para evitar pinchazos accidentales.

Ahora bien, en cuanto al tamaño de la jeringa de insulina el sitio My Health del Gobierno de Alberta en Canadá nos presenta los cuatro tamaños de jeringa que normalmente encontramos en el mercado, estos son:

  •       ¼ de mililitro o 0,25mL para un número máximo de 25 unidades de insulina.
  •       1/3 de mililitro o 0,33mL para 30 unidades de insulina.
  •       ½ de mililitro o 0,5mL que equivalen a un máximo de 50 unidades de insulina.
  •       1 mililitro o 1mL con capacidad máxima para 100 unidades.

Cuanto mayor sea el tamaño mayor será la cantidad de insulina que podrá contener la jeringa, al respecto, elije la más pequeña que se ajuste a tu dosis prescrita procurando así una mejor lectura o precisión en el barril. Las líneas de calibración en el barril de las jeringas pequeñas están más separadas y son más fáciles de leer.

Para los niños generalmente se emplea la jeringa de ¼ o 1/3 de mililitro por las pequeñas dosis que requieren. Jeringas de 1 mililitro generalmente se usan por hombres adultos, recuerda que tienen menor apreciación a nivel de la calibración.

Te puede interesar: Insulina alta en niños

Consejos para medir la jeringa de insulina

Como todo medicamento y más aún los inyectables es importante conocer cómo suministrar la dosis correcta de insulina conociendo la capacidad que tiene tu jeringa.

Dale un vistazo a la caja de jeringas que recibiste de la farmacia para determinar exactamente qué tipo de capacidad retiene cada jeringa. Recuerda que van de 25 unidades de insulina a 100 unidades, de modo que verifica qué tamaño de cilindro tienes.

Abre el empaque que contiene la compresa con alcohol. Frota la compresa suavemente en la parte superior del frasco de insulina. Prepara tu insulina insertando la pequeña aguja en la parte superior del frasco, voltea el frasco haciendo que quede invertido de manera que la jeringa esté debajo de este. Jala suavemente el émbolo hacia abajo y observa si la insulina entra al cilindro de la jeringa, presta atención en la parte superior del tope de goma.

Aunque las jeringas vienen en una variedad de capacidades, el mismo concepto general aplica cuando mides una dosis. Date cuenta de las líneas negras de calibración en la jeringa, las pequeñas generalmente tienen incrementos de cinco unidades y otras están marcadas cada 10 unidades.

Cada línea representa una unidad de insulina. Mide tu dosis contando las pequeñas líneas, si por ejemplo requieres de 24 unidades, desplaza el émbolo con tranquilidad hasta la marca de 20, haces una pausa y más cuidadosamente ve por cuatro unidades que te faltan.

Si hay burbujas de aire en tu jeringa deberás sacar la aguja del frasco, golpea suavemente el cilindro con la punta de tu dedo o con un lápiz enviando las burbujas a la parte superior, luego desplaza el émbolo hacia arriba muy suavemente para sacar solo las burbujas de aire; tendrás que continuar preparando la insulina hasta alcanzar la dosis necesaria.

Únicamente aplica la cantidad de inyecciones de insulina que hayan sido prescritas por un médico certificado, justo en la cantidad indicada.

Te puede interesar: ¿De qué está hecha la insulina?

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.