Cómo mantener la piel firme durante la pérdida de peso

Escrito por Kimberly Caines
Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

Educarse a uno mismo para mantener la piel firme puede ayudar a evitar la flacidez como resultante de la pérdida de peso. En lugar de recurrir a cuellos de tortuga y considerar la cirugía plástica puedes hacer varias cosas para evitar la piel flácida. Esto incluye la incorporación de una rutina de ejercicios y hacer ajustes en tus hábitos alimenticios.

Ralf Nau/Digital Vision/Getty Images

Bebe mucha agua para hidratar el cuerpo y evitar que luzca seco y arrugado. Según el sitio web Naturo Doc, debes consumir media onza (0,01 l) de agua por cada libra de peso corporal. Por ejemplo, si pesas 150 libras (68 kg) debes beber 75 onzas (2,2 l) de agua por día.

Ralf Nau/Digital Vision/Getty Images

No hagas una dieta drástica. Bajar de peso demasiado rápido puede causar estrías y piel flácida. Pierde peso de forma gradual para que tu piel se vaya adaptando a la pérdida de peso del cuerpo. De acuerdo con la página web de la National Library of Medicine, la pérdida de peso saludable varía de una a dos libras (453 a 907 kg) por semana.

Jeffrey Hamilton/Photodisc/Getty Images

Come alimentos saludables con frecuencia durante el día para proporcionarle a tu cuerpo una nutrición constante y para evitar los antojos. No quites grupos enteros de alimentos de tu dieta. Consume alimentos saludables como vegetales, frutas, arroz, productos de granos enteros, proteínas magras y grasas insaturadas.

John Howard/Digital Vision/Getty Images

Incorpora un régimen de entrenamiento de tres días a la semana para tonificar tu cuerpo, para ganar masa muscular magra y ayudar a mantener la piel firme. Entrena todas las partes del cuerpo en diferentes días con un día de descanso entre entrenamientos. Usa pesas, máquinas o tu propio peso corporal para resistencia.

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

Exfolia tu piel para estimular la circulación, eliminar las células muertas, fortalecerla y tonificarla. Hazlo con una esponja vegetal o un cepillo para exfoliación corporal y un jabón suave.

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Aplica una loción reafirmante a tu cuerpo para mantener tu piel firme, suave y tonificada a medida que pierdes peso. Busca que posea ingredientes como el colágeno, la manteca de karité, aloe vera, lemu y aceite de jojoba, ácido hialurónico y complejo omega 3. Evita las lociones con petróleo ya que tapan los poros.