Cómo mantener frescas las patatas peladas

Escrito por Nikki Jardin

Preparar la comida con antelación puede servir para ahorrar tiempo. Pero con algunos alimentos, como las patatas peladas, tendrás que poner algo más de cuidado para preservar su frescura y evitar el cambio de color. Si sigues los pasos adecuados, podrás pelar las patatas con antelación y conservarlas hasta tres días sin que pierdan su textura y color.

Lava bien las patatas ya peladas. Eliminar todo el almidón que se pueda de la capa externa ayudará a prevenir el ennegrecimiento.

Pon las patatas en un recipiente y llena éste hasta arriba con agua fría. Asegúrate de que todas las patatas queden totalmente cubiertas.

Pon el recipiente sin tapar en el refrigerador.

Pasados 20 minutos, enjuaga las patatas y vuelve a llenar el recipiente con agua limpia. Si no vas a consumirlas al día siguiente, cámbiales el agua como mínimo una vez al día.

Consejo

Añade un poco de jugo de limón al agua para preservar aun más la frescura.

Advertencias

Es preferible consumir las patatas peladas crudas en dos o tres días. Recuerda que cuanto más tiempo pase, más probable será que cambien de color.