Cómo manejar la ira y evitar la venganza

Escrito por Sydney Lundgren
Escribir sobre tus sentimientos de ira es una buena forma de obtener alivio.
Dick Luria/Valueline/Getty Images

La ira es una emoción natural que puede surgir de una sensación de amenaza o estrés. También es natural sentirse enojado cuando alguien te lastima, emocional o físicamente. Los sentimientos de ira pueden fácilmente dar surgimiento a las fantasías de venganza. Sin embargo, existen algunas tácticas que puedes utilizar para manejar la ira y evitar vengarte, para evitar que hagas algo de lo que podría arrepentirte después.

Haz cinco respiraciones profundas. Respira por la nariz y expira por la boca. Imagínate soplando la ira fuera de tu cuerpo. Esto te puede ayudar a calmarte y a ganar control de tus emociones, en lugar de permitir que ellas te controlen.

Escribe sobre tu enojo y deseo de venganza. Hazlo en la computadora, en un diario o un pedazo de papel. Describe tus emociones al detalle y cómo sería tu venganza exactamente. El simple acto de escribir sobre tus sentimientos y pensamientos puede proveer mucho alivio emocional.

Difunde la ira con humor. Una de las mejores formas de aminorar tu cólera es a través de la risa. Imagina una situación divertida que hayas atestiguado o una escena graciosa de una película. Si estás en casa, ve una serie de comedia o una película cómica.

Habla con un miembro de tu familia o un amigo. Decirle tus pensamientos de enojo a alguien en quien puedas confiar puede ser muy catártico. Pide a la persona consejos y estrategias para manejar la ira.

Toma un día de espera para reaccionar. Si estás decidido a continuar, debes decirte a ti mismo que tienes que esperar al menos 24 horas para hacer algo. Para ese momento, tal vez ya no estés tan enojado y tengas menor probabilidad de actuar conducido por tus sentimientos de venganza.

Consejo

Visita a un consejero si continúan teniendo problemas para lidiar con la ira.