Cómo limpiar y desintoxicar el sistema linfático

Escrito por Contributor
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

El sistema linfático transporta un líquido claro, la linfa, que transporta los desechos celulares y los escombros que se acumulan en las células. Sin embargo, el sistema linfático se puede obstruir con las toxinas y afectar tu sistema inmune. Cuando esto ocurre, los ganglios linfáticos, donde se acumula y se filtra la linfa, se hinchan y se vuelven dolorosos y dañan tu sistema. La limpieza y la desintoxicación de tu sistema linfático puede reducir el daño. Es posible que desees ir a un médico si te sientes muy mal, pero hay muchas cosas que puedes hacer para mantener tu sistema linfático sano.

Respira profundamente. Esto puede lograrse mediante el ejercicio, cantar, tararear e incluso por reír.

Bebe mucha agua purificada, por lo menos 8 vasos al día, y bebe té de hierbas, que benefician al hígado. Los tipos de tés de hierbas que ayudan a limpiar el sistema linfático son los de diente de león, de regaliz, de jengibre y de hinojo.

Suda. Los baños de sauna, los saunas infrarrojos, los baños de vapor y hacer ejercicio son todas buenas maneras de eliminar las toxinas de la piel.

Toma un baño de desintoxicación. Utiliza 1/2 taza de bicarbonato de sodio, sal de Epsom o sal de mar en un baño y tómate de 15 a 20 minutos. A continuación, frota tu piel con jabón en una fibra natural, como una esponja vegetal. Verás el que agua se pone turbia y sucia. La oscuridad en el agua es del aluminio y del mercurio que sale de tu sistema.

Rebota en un pequeño trampolín o mientras estés sentado en una pelota de ejercicios. Rebotar vacía la linfa mediante el aumento de la sangre arterial que entra en los capilares para proporcionar a las células de un líquido linfático fresco.

Advertencias

Si la desintoxicación se hace con demasiada rapidez, puede ocurrir una condición conocida como la reacción de Herxheimer. Esto puede hacer que experimentes dolores de cabeza, náuseas y te haga sentir mal por todas partes. Esta reacción se produce cuando el cuerpo libera toxinas más rápidamente de lo que pueden ser eliminadas a través del sistema linfático. Así que realiza tu desintoxicación poco a poco, bebe mucha agua y haz ejercicio diariamente.