Cómo limpiar un piercing de la oreja

Escrito por Desi Crall

Los piercings en la oreja son estéticamente agradables y es muy divertido comprar aritos para usar. Independientemente del tiempo que haya pasado desde que te hiciste el piercing en la oreja, necesitas tener una rutina de limpieza. La siguiente es una guía sencilla para la limpieza de las orejas con aritos.

Lava tus manos con agua tibia y jabón antes de tocarte las orejas. Seca tus manos completamente.

Humedece un hisopo limpio en alcohol isopropílico o algún otro limpiador antiséptico. No tienes que mojar el hisopo por mucho tiempo.

Impulsa el arito hacia adelante de tu cara y limpia la oreja y el piercing. Limpia alrededor del palillo del arete también.

Impulsa el arito hacia atrás de tu cabeza y limpia la parte de atrás, entre el piercing y la oreja. Limpia también alrededor del palillo.

Deja que tus orejas se sequen bien y tira a la basura todos los hisopos que hayas usado.

Consejo

Prepara una solución salina antiséptica disolviendo 1/4 de cucharadita de sal marina en 1 taza de agua tibia. Puedes almacenar la solución en un contenedor nuevo y estéril, como los que puedes conseguir en la sección de salud o cosméticos de la mayoría de las tiendas.

Advertencias

No limpies la perforación con agua oxigenada, ya que sólo te secará la piel y puede causar una infección. Además este producto también es conocido por dañar las joyas. Si la perforación está infectada y la limpieza regular no ha ayudado, deberás consultar a un médico. La presencia de pus, hinchazón o tener el lóbulo de la oreja caliente son signos de infección.