Cómo limpiar tu cuerpo de energía negativa

Escrito por Amanda Johnson

La energía negativa puede causar problemas de salud si le permites que tenga un hogar permanente. Ésta puede ser causada por enfermedad, por tus propios pensamientos negativos o por los pensamientos de otros. Algunas emociones negativas duran unos pocos días, otras pueden durar toda una vida debido a las malas experiencias de la infancia o a las relaciones conflictivas. Hay algunas cosas a tener en cuenta para limpiar tu cuerpo de las energías negativas.

Cepilla la energía negativa de tu cuerpo. Literalmente, cepillar tu cabeza, espalda y extremidades puede deshacerte de la energía negativa que rodea tu cuerpo.

Encógete de hombros varias veces para librarte de la ira y el resentimiento. Estos pensamientos negativos se dice que se sientan encima de tus hombros. Encogiéndolos harás que la energía negativa se aleje de tu cuerpo.

Dúchate con una mezcla de sal de mar para lavar tus preocupaciones. Combina 2 cucharadas de sal de mar con una cantidad igual de aceite de oliva. Mézclalos con una taza de agua caliente. Aplica la mezcla en la cabeza y el cuerpo durante unos minutos en la ducha.

Presiona tus manos contra un trozo de madera para transferir la energía negativa de tu cuerpo. Imagina que los pensamientos negativos dejan tu cuerpo y entran en la pieza de madera.

Coloca ambas manos cerca del pecho y visualiza un globo entre ellos. Llénalo con toda tu energía negativa. Libera el globo lleno de malos pensamientos en el aire. A medida que se aleja flotando, el globo estalla y se disuelve la energía negativa.

Consejo

Algunas de las técnicas se pueden hacer afuera para que la energía negativa no se quede en tus pertenencias y encuentre su camino de vuelta. También puedes agregar una taza de sal marina a una bañera si no te gusta tomar una ducha. Visualiza una luz blanca y rodéate con ella. Ora si eres una persona religiosa.