Cómo limpiar los residuos de sarro de un retenedor de ortodoncia

Escrito por Contributor
Enséñale a tus adolescentes que lavar sus retenedores es parte de la higiene oral.
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Los residuos blancos de sarro se pueden acumular en un retenedor de ortodoncia, inclusive si los enjuagas regularmente. Esto es especialmente verdadero si el agua es dura, la acumulación es principalmente calcio y sarro. Limpia tu retenedor antes de que la acumulación sea severa para obtener mejores resultados.

Mezcla una parte de vinagre y otra de agua en un pequeño bol. Sumerge un cepillo dental en la solución y cepilla el depósito blanco de sarro, evitando las partes metálicas tanto como seas posible. Usa un palillo dental o escarbadientes para quitar el material más depositado si es necesario. Si no funciona sigue al paso 2.

Deja en remojo el retenedor en vinagre hasta que los depósitos de sarro se aflojen y se puedan cepillar, si solo cepillarlos no alcanza.

Quita el retenedor de ortodoncia de la solución y usa el cepillo dental y el palillo para cepillar y raspar ahora los depósitos de calcio ablandados. Enjuaga bien con agua.

Agrega una cucharadita de blanqueador a media taza de agua. Usa el cepillo dental para cepillar y limpiar el retenedor, evitando las partes metálicas. El blanqueador mata los microorganismos. Enjuaga el cepillo y el retenedor bien para quitar todo el blanqueador restante.

Consejo

Un cepillo para dentadura funcionará mejor para limpiar retenedores que uno común de dientes debido a que las cerdas son más duras. El vinagre y el blanqueador ambos degradan los componentes metálicos del retenedor. Evita que se acumule el sarro para no tener que dejarlo en remojo.

Advertencias

El blanqueador es venenoso, enjuágalo bien antes de colocarte el retenedor en tu boca o en la de tu hijo.