Cómo limpiar los pulmones de fuego y humo

Escrito por Marshal M. Rosenthal
Formas de limpiar tus pulmones.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Respirar el humo de un incendio puede causar daños a corto y largo plazo en los pulmones. Se deben realizar acciones para asegurarse de limpiar los pulmones de humo. Existen distintos procedimientos que puedes hacer para mantener tus pulmones libres de químicos y otros efectos negativos del fuego y el humo. Éstos se deben realizar cuanto antes para minimizar los efectos causados por el fuego y el humo.

Toma grandes cantidades de té regular o descafeinado para estimular los cilios del pecho para que golpeen hacia arriba y lleven los subproductos indeseados del humo desde tus pulmones a la garganta.

Toma mucha sopa de pollo, que estimula los cilios en el pecho a remover los subproductos del humo de los pulmones.

Usa un spray nasal que no contenga benzalconio y que sea libre de preservativos de mercurio. Sigue las instrucciones del paquete para usar adecuadamente el spray.

Limpia tus pasajes nasales y el seno nasal con solución salina de media cucharada de sal, y un cuarto de cucharada de bicarbonato, y 8 onzas (240 ml) de agua. Inhala y exhala la mezcla con la nariz hasta que el líquido que salga sea claro.

Respira a través de una máscara húmeda cuando salgas, y mantén las ventanas de la casa y del auto cerradas para disminuir el impacto del incendio y del humo.

Consejo

No tomes antihistamínicos para alergia, ya que secan la nariz y disminuyen la habilidad de los cilios de rechazar los subproductos del humo.

Advertencias

Consulta con un médico si experimentas una sensación de ardor en tu pecho que te dificulta la respiración.