Cómo limpiar los esterilizadores eléctricos Avent

Escrito por Meredith Jameson
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los esterilizadores Avent han sido diseñados para esterilizar mamaderas y otros elementos con el fin de eliminar bacterias y gérmenes potencialmente dañinos antes de alimentar al bebé. A la venta en Internet y en muchas tiendas minoristas para el hogar y de artículos para bebés, los esterilizadores usan el método de la limpieza con vapor en lugar del empleo de productos químicos, y funcionan de manera automática una vez que se los ha cargado adecuadamente. Los esterilizadores también deben ser limpiados cada tanto para evitar la acumulación del sarro del agua mineral y de otras bacterias que puedan desarrollarse con el uso periódico de agua y vapor.

Espera a que el esterilizador Avent se enfríe por completo.

Levanta la tapa. Mezcla una cucharada de ácido cítrico con una taza de agua y revuelve hasta que el ácido se disuelva. Vierte la mezcla dentro del esterilizador y déjalo destapado.

Enciéndelo durante un lapso de dos minutos y luego apágalo. Deja asentar la mezcla del ácido cítrico en el esterilizador durante 30 minutos.

Desecha la mezcla y enjuaga el esterilizador con agua.

Haz funcionar un ciclo completo del esterilizador con la tapa colocada, pero sin ningún objeto dentro. Usa 1/3 de taza de agua. Cuando termine el ciclo, límpialo con un paño seco.

Vierte una cucharada de vinagre con una taza de agua fría dentro del esterilizador y déjala asentarse durante 30 minutos o hasta que no quede ningún rastro de sarro mineral. Vacía y enjuaga bien. Seca con una toalla.

Advertencias

Ten cuidado cuando manipules el ácido cítrico y evita ingerirlo o que te salpique los ojos, ya que puede ser dañino.