Cómo limpiar las encías

Escrito por Lisa Weinstein

Es importante limpiarte las encías diariamente para mantener la salud bucal. Las enfermedades de las encías pueden avanzar rápidamente y podrían causar la pérdida de los dientes. Cepillarte adecuadamente es importante, pero también debes higienizar tus encías de una manera correcta, según los siguientes consejos.

Limpia tus encías por lo menos una vez al día, preferentemente antes de ir a dormir. Usa hilo dental para eliminar la placa y los residuos que se encuentren debajo de la línea de las encías y entre los dientes.

Desliza suavemente el hilo dental hacia adelante y hacia atrás entre los dientes. Nunca lo fuerces. Mueve el hilo hacia arriba, cerca de los dientes, tan dentro como puedas sin sentir incomodidad. Frota el costado de los dientes hacia afuera para quitar la placa.

Si usar hilo dental te resulta difícil, usa un irrigador bucal. Esto suele ser más sencillo y da mejores resultados porque puede hacer llegar agua a los huecos que puedas tener y de esta manera limpiarlos.

Enjuágate la boca con un enjuague bucal antibacterial o antiséptico después de cepillarte, o después de usar el hilo dental o el irrigador. Los enjuagues bucales son efectivos para matar las bacterias de las encías y retrasar el avance de posibles enfermedades.

Come alimentos que tengan un contenido reducido de almidón o azúcar para mantener tus dientes y encías libres del ácido que provoca las caries. Comer alimentos saludables no sólo protege los dientes de las caries externas sino que también hace que tus dientes, huesos y encías sean más fuertes en su interior.

Visita a tu dentista dos veces por año para que revise tus dientes y encías. Tu dentista puede detectar enfermedades que tú no ves. Puede recomendarte limpiezas o tratamientos especiales si la enfermedad de las encías ha avanzado demasiado.