Cómo limpiar acumulaciones en retenedores dentales

Escrito por Christina Schnell
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El uso de un retenedor dental puede parecer desalentador luego de celebrar la extracción de los frenos. Pero un retenedor no es exactamente lo que su nombre indica: este dispositivo retiene la posición correcta de los dientes. Los retenedores metálicos vienen de diferentes colores, aunque los transparentes están diseñados para pasar desapercibidos sobre tus dientes. Incluso si te quitas el retenedor cuando comes o bebes, los ácidos de la saliva en la boca, junto con las bacterias naturales, crean acumulaciones malolientes y turbias sobre la superficie de plástico. La limpieza de estas acumulaciones hacen que tu retenedor sea más cómodo y agradable de usar.

Limpia el retenedor con pasta dental y un cepillo de dientes para eliminar las partículas que se desprenden fácilmente de la superficie.

Enjuaga el retenedor con agua fría. Evita siempre el uso de agua tibia o caliente, ya que el calor alterará el molde de plástico.

Vierte 1 taza de vinagre en un recipiente pequeño y sumerge el retenedor apuntando hacia arriba durante una hora y media.

Vacía el recipiente y agrega más vinagre. Sumerge el retenedor apuntando hacia abajo durante una hora y media. El vinagre pierde efectividad a medida que disuelve las acumulaciones, es por eso que necesitas reemplazarlo.

Retira el retenedor del vinagre y límpialo nuevamente con pasta dental y un cepillo de dientes. El remojo en vinagre afloja y disuelve algunas de las acumulaciones, pero el cepillado final realmente elimina la suciedad del material de plástico.

Consejo

Reduce la cantidad de acumulaciones al limpiar la superficie plástica con pasta dental y un cepillo de dientes por la mañana y la noche.

Advertencias

Nunca intentes hervir el retenedor para eliminar los residuos; esto alterará su forma de manera permanente.