Cómo librarse de las manchas marrones producidas por el acné

Escrito por Allison Melman
El acné no es un sufrimiento que debe padecerse sólo durante la pubertad y la adolescencia.
Digital Vision./Photodisc/Getty Images

El acné no es un sufrimiento que debe padecerse sólo durante la pubertad y la adolescencia. También muchos adultos deben lidiar con los desafíos que involucra. Si actualmente tienes acné y te deja marcas marrones en el rostro, o todavía conservas marcas que no han desaparecido de cuando lo tuviste, hay un tratamiento sencillo que puedes seguir para librarte de esas marcas.

Lava tu cara con un exfoliante facial para preparar tu piel para la crema. Seca tu rostro aplicando suaves golpecitos con una toalla.

Vierte 1 onza de avena (28 g) con un cuarto de taza de leche en una cacerola y hierve la mezcla durante cinco minutos, de acuerdo al sitio web Beauty Advices (Consejos de belleza). Si la avena no está blanda todavía, déjala hervir durante un máximo de 5 minutos más.

Mezcla una cucharada sopera de miel con la avena y revuelve hasta obtener una consistencia cremosa.

Fricciona la crema sobre las marcas marrones de la piel y déjala actuar durante 10 minutos antes de lavar.

Colócate una máscara blanqueadora sobre tu rostro dos veces por semana. Mantén una distancia uniforme entre cada aplicación durante la semana.

Mezcla 3,5 onzas (99 g) de cebolla rallada con 3 cucharadas soperas de miel en un bol para elaborar una mascarilla, siguiendo las instrucciones de la página web Beauty Advices (Consejos de belleza). Vierte una cucharada sopera de vinagre si tienes cutis graso.

Extiende la máscara de cebolla sobre las marcas marrones y deja reposar durante 15 minutos antes de limpiar. Usa un paño húmedo para remover la máscara del rostro.

Prepara una poción diaria para la cara, hirviendo perejil fresco en una cacerola con agua, según las recomendaciones del sitio web Beauty Advices (Consejos de belleza). Deja hervir el perejil durante 15 minutos antes de colarlo dentro de una botella.

Vierte jugo de limón dentro del agua colada y embebe un hisopo de algodón en la mezcla. Fricciónalo sobre las manchas marrones y deja secar.

Advertencias

No apliques mascarillas blanqueadoras sobre áreas que no estás tratando ni lo hagas con demasiada frecuencia, ya que puede tener un efecto adverso sobre tu piel.