¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo levantar la vejiga de forma natural

Escrito por FEMENINO | Fecha actualizada September 14, 2018

El prolapso vesical, que ocurre cuando la pared de la vejiga presiona contra la pared vaginal y la desplaza. Una vejiga caída o en prolapso es un desorden común en mujeres, ya que con el paso del tiempo o tras dar a luz, los músculos de la base de la pelvis o piso pélvico que sostienen la vejiga podrían debilitarse. De acuerdo a Sanitas La patología asociada al suelo pélvico deriva de los órganos que sostiene (recto, vagina-útero y vejiga), en la medida que la debilidad o disfunción de éstos músculos del suelo pélvico ocasiona una mala posición de los órganos mencionados, ocasionando su descenso y puede alterarse la continencia urinaria y/o fecal. Si están lo suficientemente deteriorados, la vejiga podría caer por debajo del espacio abdominal. Los síntomas podrían incluir cansancio, dolor, incontinencia o molestias al orinar. En los casos leves o moderados donde la vejiga no ha descendido hasta la vagina, tu médico podría prescribirte los ejercicios rehabilitación del piso o suelo pélvico.

Rehabilitación del Suelo Pélvico

El objetivo de la rehabilitación del piso pélvico es tonificar y fortalecer los dos tipos de fibras musculares que se encuentran en la zona pélvica; las de fibras lentas con contracciones suaves y mantenidas y las de fibras rápidas con contracciones de mayor amplitud y rápidas. Se basa en ejercicios que se basan específicamente en relajar y contraer los músculos vaginales, como por ejemplo, repetir cinco veces el siguiente ejercicio: contraer diez segundos los músculos vaginales y descansar otros diez segundos; y otra serie de cinco repeticiones en la que tienes que contraer los músculos únicamente durante cuatro segundos, relajar, y permanecer en reposo otros ocho segundos. Para localizar de una manera correcta estos músculos realiza las siguientes pruebas:

  • Aprieta fuerte como si quisieras detener el flujo de orina.
  • Aprieta el músculo alrededor del ano como si se te fuesen a escapar gases. 
  • Ahora cierra, aprieta y sube con fuerza los dos músculos a la vez. De esa manera estarás contrayendo los músculos del suelo pelviano.   

Existen varios tipos de ejercicios que pueden realizarse para fortalecer el suelo pélvico según La Vanguardia: La maniobra de "the Knack", los ejercicios de Kegel y los hipopresivos.

Maniobra de "the Knack"

Consiste en realizar una contracción del suelo pélvico antes de cualquier esfuerzo, como toser, reír o saltar, para evitar las pérdidas de orina y la lesión del suelo pélvico. De esta forma entrenamos al cerebro para que el suelo pélvico se contraiga de forma automática al realizar estos esfuerzos.

Ejercicios de Kegel

También se cuenta con los ejercicios de Kegel donde se trabaja la fuerza y la resistencia del suelo pélvico. Para realizar estos ejercicios debes realizar la contracción de los músculos del suelo pélvico, mantén la contracción durante cinco segundos y después relájalos durante cinco segundos. Inténtalo cuatro o cinco veces seguidas. Aumenta gradualmente hasta mantener los músculos contraídos durante 10 segundos por vez y relajarlos durante 10 segundos entre contracciones. Intenta hacer tres series de 10 repeticiones al día. Debes tomar en cuenta realizar previamente las etapas antes mencionadas para identificar los músculos adecuados.

Sigue leyendo: Ejercicios de Kegel

Ejercicios Hipopresivos

Se trata de un entrenamiento de postura y respiración. Se trabaja postura y la faja abdominal sin ejercer presiones sobre el periné, por lo que también tonificaremos el suelo pélvico y mejoraremos su resistencia. Los ejercicios hipopresivos fueron ideados para evitar el exceso de presión en el suelo pélvico y a la vez fortalecerlo. Una de las propuestas es, tumbada bocarriba en el suelo, hacer unas contracciones llamadas “apneas” con la ayuda del diafragma para darles espacio a los órganos y que se recoloquen a la vez que hacemos contracciones vaginales.

No practiques estos ejercicios con la vejiga llena o cuando estás vaciándola, ya que podrías irritar los músculos de la pelvis. Los síntomas de un prolapso en la vejiga requieren tratamiento médico y podrían significar que tienes otros problemas.

Continúa leyendo: Cómo hacer ejercicios de Kegel en casa

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.