Cómo inyectar Winstrol V

Escrito por James Rutter
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

El Winstrol V es una hormona esteroide de uso veterinario fabricada y distribuida en Estados Unidos por Winthrop Veterinary y Upjohn. Se presenta en una solución acuosa, ya sea en ampolla o en frasco, con una dosis recomendada de 50 mg. Tendrás que inyectarla en el tejido intramuscular.

La seguridad ante todo

En primer lugar, asegúrate de que el Winstrol V no esté vencido. Sólo utiliza una jeringa estéril aún en su paquete sellado. Lávate las manos con jabón antibacterial y agua tibia. Limpia la aguja, el frasco y el sitio de la inyección con alcohol isopropílico.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Introducir el líquido en la jeringa:

Si el Winstrol V viene en una ampolla, tendrás que cortar la parte superior de este recipiente de vidrio. Es más fácil de hacer si primero lo marcas con una lima de metal. Después de haber retirado parte superior, coloca la aguja contra el vidrio en el fondo del líquido. Luego, con una presión constante, lentamente tira hacia atrás el tapón de la jeringa hasta que todo el líquido se encuentre en la misma.

Si tu Winstrol V viene en un frasco cubierto con un tapón, primero tendrás que aumentar la presión del aire dentro del frasco. Tira del émbolo de la jeringa hasta que se llene de aire. Entonces, clava la aguja en el tapón superior (pero no en el líquido) y expulsa todo el aire. Puede que tengas que repetir esta operación varias veces para lograr una presión de aire lo suficientemente alta en el vial.

A continuación, toma una aguja nueva e insértala en el vial. Gira el mismo en un ángulo de 60 grados y con presión uniforme, lentamente retrae el tapón de la jeringa hasta que hayas extraído la cantidad deseada de Winstrol V.

Una vez que el líquido esté en la jeringa, dala vuelta (de modo que la aguja apunte hacia el techo). Luego, empuja lentamente el émbolo hasta que hayas expulsado todo el aire de la misma.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Elegir el lugar de la inyección

El Winstrol V requiere un lugar para la inyección intramuscular, y el cuerpo dispone de ocho lugares que puedes utilizar (ver las fotos). Las zonas más utilizadas son los glúteos, los muslos y los hombros. Debes asegurarte de no tocar un nervio o vaso sanguíneo, así que asegúrate de inyectar una parte muy específica del músculo. Además, si los hombros no son muy musculosos, no inyectes Winstrol V en ellos. También debes rotar el punto de inyección cada vez que te inyectas Winstrol V para evitar la acumulación de tejido cicatricial (que hace que la aguja sea difícil de insertar).

Preparando el sitio de la inyección

Antes de limpiar el sitio de la inyección con alcohol isopropílico, puede que desees aflojar el tejido muscular y la piel. Puedes hacer esto masajeando el tejido o aplicando una almohadilla térmica o una compresa caliente a la zona. Hacer cualquiera de estas alternativas ayudará a prevenir la acumulación de tejido cicatricial. Puedes minimizar el dolor de la inyección mediante el uso de Winstrol V que se encuentre a temperatura ambiente.

Inyectando Winstrol V

Para inyectar Winstrol V, en primer lugar, usa el pulgar y el dedo índice para pellizcar un pliegue de la piel de dos o tres pulgadas (de 5 a 7,5 cm). Mientras sostienes la jeringa como un lápiz, pincha la piel rápidamente en un ángulo de 90 grados e inserta toda la longitud de la aguja.

Luego, retira lentamente el émbolo. Si entra sangre en la jeringa, debes retirar la aguja y volver a intentarlo, ya que inyectar Winstrol V directamente en el torrente sanguíneo puede provocar graves complicaciones médicas.

Si no entra sangre en la jeringa, empuja el émbolo con una presión lenta y constante hasta que hayas expulsado todo el líquido. Sigue la misma dirección de entrada y retira la aguja. Mantén un hisopo de algodón empapado en isopropil contra el sitio de la inyección. Si se produce una hemorragia, aplica una bandita y un gel antibacterial.

Desecha la jeringa y los hisopos de algodón en un recipiente adecuado a prueba de pinchazos y llévalo a un sitio de disposición final que acepte desechos biológicos.