Cómo interpretar un título positivo de ANA

Escrito por Lynda Lampert
Las pruebas ANA pueden indicar si una persona tiene lupus.
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Un médico podría ordenar una prueba de anticuerpos antinucleares (ANA, por sus siglas en inglés)) con el fin de comprobar si existen enfermedades autoinmunes. Estas son enfermedades en las que el sistema inmunológico del cuerpo comienza a atacar a las células sanas del huésped. La enfermedad autoinmune más común que verifican las pruebas ANA es el lupus eritematoso sistémico (LES). Esta enfermedad se caracteriza por ocasionar artritis, una erupción o una disminución en el número de plaquetas en la sangre. La prueba ANA puede indicar otras enfermedades también, dependiendo de cómo se vean los anticuerpos bajo el microscopio.

Verifica si los títulos se incrementan, por ejemplo 1:320. Esto indica que existen anticuerpos presentes y que la prueba es positiva. Si el número es bajo, entonces la prueba será negativa y es menos probable que haya presente una enfermedad autoinmune.

Analiza si el patrón asociado con el título es homogéneo (difuso). Este patrón puede indicar un diagnóstico de lupus eritematoso sistémico o la enfermedad mixta del tejido conectivo.

Revisa si el patrón reportado es moteado. Este patrón es asociado con el LES, el síndrome de Sjögren, la esclerodermia, polimiositis, artritis reumatoide y la enfermedad mixta del tejido conectivo.

Comprueba si el patrón reportado es nucleolar. Esto se asocia con la esclerodermia y la polimiositis.

Revisa si el patrón asociado es centrómero (periférico). Este patrón puede indicar esclerodermia o CREST (que por sus iniciales en inglés significa calcinosis), síndrome de Raynaud, dismotilidad gastroesofágica, esclerodactilia y telangiectasias.