Cómo incubar huevos de faisán

Escrito por Denise Bowman
Like chickens and other fowl, pheasants can be hatched successfully in an incubator.

El faisán de collar chino es una de las aves de caza más populares en Estados Unidos entre los cazadores y los comensales. Los cambios en las prácticas de la agricultura y el crecimiento urbano descontrolado continuado en las tierras de cultivo anteriores han llevado a un declive de las zonas de crianza para estos pájaros. Muchas personas están optando por criar faisanes para volver a introducirlos en la naturaleza, tenerlos como mascotas o para la mesa del comedor. Puedes incubar con éxito los huevos de faisán con las mismas herramientas y métodos que se utilizan en la actualidad para incubar gallinas y otras aves de corral.

Enciende la incubadora al menos dos o tres días antes de que pienses colocar los huevos. Esto te permitirá tener suficiente tiempo para asegurarte de que funciona adecuadamente.

Selecciona los mejores huevos posibles. Descarta los sucios, los de forma rara, los que son demasiado grandes o demasiados pequeños. No coloques huevos con grietas u otras deformidades en la cáscara.

Marca con un lápiz de trazo suave una X en un lado del huevo y una O en el otro. Esto te facilitará seguir de cerca si los huevos se han dado la vuelta y en qué momento lo hicieron.

Coloca los huevos en el suelo de alambre de la incubadora con la X boca arriba.

Coloca el termómetro en el suelo de la incubadora y comprueba la temperatura con regularidad. La temperatura interior debe estar a 100 grados y la humedad entre el 86% y el 88%.

No hagas ajustes ni a la temperatura ni a la humedad durante al menos ocho horas después de haber colocado los huevos. Lleva varias horas que el interior de los huevos se calienten a la temperatura de la incubadora. Aumentarla demasiado pronto podría dar como resultado un recalentamiento de los huevos.

Da vuelta a los huevos alguna que otra vez al día y deja de hacerlo en el día 21.

Aumenta la humedad al 90% llenando de agua los bebederos de la parte inferior de la incubadora. Abre un conducto de respiración para aumentar la ventilación.

Prepara la criadora para que esté lista a la hora de recibir a los pollitos incubados. Durante la primera semana debes mantener la temperatura de la criadora a 95 grados y disminuirla cinco grados a la semana.

Deja la incubadora tranquila hasta que todos los pollitos hayan salidos del cascarón.

Traslada los pollitos secos desde la incubadora a la criadora y aparta los huevos sin eclosionar.

Consejo

El período normal de incubación para los faisanes está entre 23 y 28 días.

Advertencias

Para mantener la temperatura y la humedad de incubación adecuada, no abras la incubadora después del día 21. Si fuera necesario aumentar la humedad, añade agua adicional introduciendo un tubo de acuario a través de una abertura de ventilación y pasa el agua al bebedero de la parte inferior de la incubadora. Utiliza una jeringuilla para añadir agua a través de este tubo. Abrir la incubadora durante la incubación puede dar como resultado un descenso de la humedad y que las membranas del interior del huevo se sequen. Esto dificultará o imposibilitará que el pollito rompa el cascarón.