Cómo identificar los signos y síntomas de una úlcera estomacal

Escrito por Contributor

Una herida abierta en el tejido del estómago, en la parte superior del intestino delgado o en el esófago recibe el nombre de úlcera péptica. Informes de la Clínica Mayo indican que nada menos que un 10% de los estadounidenses padecerán una úlcera péptica a lo largo de su vida. Si usted sufre alguno de los síntomas relacionados con las úlceras pépticas, debería acudir a su médico de cabecera.

Identifique y describa su dolor. El ardor es el síntoma más común de una úlcera péptica. El dolor de una úlcera péptica se puede sentir en cualquier parte entre el esternón y el ombligo. El dolor puede durar entre unos minutos y unas horas y puede ser intermitente. Puede empeorar por la noche o cuando tiene el estómago vacío. Puede que le alivie comer ciertos alimentos que amortiguan la úlcera de los ácidos fuertes en el estómago o tomar medicamentos que reducen la acidez gástrica.

Vomitar sangre y jugo gástrico es otro claro signo de úlcera péptica que ha llegado al punto en que debe acudir al médico con urgencia.

Náusea y vómitos. La náusea y los vómitos pueden ser síntomas de una úlcera péptica (también conocida como úlcera gástrica). Vomitar suele aliviar la sensación de náusea en caso de úlcera gástrica.

Observe sus deposiciones. Aquellos que padecen una úlcera péptica pueden tener deposiciones negras u oscuras o que contienen sangre. Comparta esta información con su médico. Las úlceras sangrantes, si no se curan, pueden causar anemia u otras complicaciones.

Consulte con su médico de cabecera inmediatamente si tiene deposiciones sangrantes, vomita sangre, sufre una pérdida de peso repentina o cambios de apetito. Debería comunicar a su médico todos los signos o síntomas de úlcera. Sin embargo, estos síntomas pueden ser tratados inmediatamente para evitar mayores complicaciones.