Cómo identificar los piojos y liendres

Escrito por Renee Kristi

Los piojos son muy contagiosos y pueden diseminarse rápidamente de persona a persona. Se encuentran en tres formas: huevos llamados liendres, ninfas o piojos inmaduros y los piojos adultos. Los síntomas de una infestación por piojos incluyen picor e irritación del cuero cabelludo. Las personas infectadas también pueden tener una sensación de cosquilleo, ya que los piojos adultos se arrastran por el cuero cabelludo. Es posible revisar el pelo buscando piojos por medio de un procedimiento simple. Sin embargo, a menos que la infestación de piojos sea importante, es más probable que encuentres liendres que piojos vivos en el cabello.

Posiciona la luz de manera que brille directamente encima del cabello. Divide cuidadosamente el cabello partiendo desde la base de la nuca.

Usa una lupa para revisar las raíces del cabello buscando liendres. Busca unas pequeñas manchas amarillas o cafés. Estas son liendres. Busca restos blancos o claros los cuáles son las cáscaras de los huevos eclosionados de las liendres. Revisa el cabello por puntos del tamaño de una semilla de sésamo o manchas que son de color blanco grisáceo o marrón. Estas son las ninfas y los piojos adultos.

Levanta la cabeza, separando el cabello en secciones pequeñas y comprueba si hay piojos y liendres. Revisa el cuero cabelludo, así como detrás de las orejas. Examínalo cada tres o cuatro días si se ha estado en contacto cercano con una persona infectada.