Cómo hervir el agua

Escrito por Contributor
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Cómo hervir el agua. Realmente no importa si miras la olla ... aléjate de ella si te hace sentir mejor.

Elije una olla lo suficientemente grande como para contener la cantidad de agua que desees hervir, con su correspondiente tapa.

Recuerda que la olla debería ser más grande de lo que parece si vamos a añadir alimentos en ella. Sin suficiente espacio en la olla, por ejemplo, el arroz o la pasta podrían hacerla desbordar al hervir.

Coloca la olla sobre un quemador de la cocina, y vierte en la olla agua fría con una taza de medir. Si estás por cocinar pastas y no es necesario medir, simplemente deja correr el agua fría de la canilla en la olla. Coloca la olla sobre el quemador.

Enciende la cocina y pon el quemador en su máxima potencia. Cubre la olla con la tapa.

Comprueba si hay fugas de vapor por debajo de la tapa y levántala con cuidado para ver cómo el agua se está calentando.

Mira el agua. Si las burbujas grandes están subiendo desde el fondo de la olla hacia la superficie, el agua está hirviendo.

Consejo

Puedes tener la tentación de utilizar el agua que sale tibia o caliente del grifo, pero esto no es recomendable porque el agua se ha sentado en las tuberías durante un tiempo, y podría ser vieja. Usa agua fría si vas a beberla o cocinar con ella. Las pequeñas burbujas que se quedan en la parte inferior o en los lados de la olla son burbujas de aire presentes en el agua, esto no indica necesariamente que la ebullición será inminente. Espera a que las burbujas se eleven a la parte superior de la olla. El agua en ebullición permanece en la misma temperatura durante todo el tiempo.

Advertencias

No dejes la olla o hervidor debajo del fuego sin agua, corres el riesgo de arruinar el recipiente.