Cómo hervir cáscaras de granada para tratar la lombriz solitaria

Escrito por Mo Mozuch
Todas las partes de la granada se pueden usar con fines medicinales.
Creatas Images/Creatas/Getty Images

La granada, un potente antioxidante, ha sido valorada por mucho tiempo por sus semillas jugosas y su pulpa ácido y nutritiva. Aun así, la cáscara, las hojas y las raíces, muchas veces subestimadas, tienen propiedades curativas que sirven para tratar una variedad de malestares. Las hojas de granada pulverizadas y preparadas en una pasta pueden curar la conjuntivitis y otras enfermedades. Las raíces tienen propiedades antiespasmódicas. La cáscara ha sido utilizada para tratar una amplia variedad de malestares, que los que se incluyen algunas infecciones bacterianas, la disentería y los parásitos intestinales, como la lombriz solitaria.

Coloca las cáscaras de granada seca y el polvo de semillas de betel en una cacerola. Agrega 3 tazas de agua. Mezcla bien los ingredientes.

Lleva la mezcla a punto de ebullición y hierve a fuego lento durante una hora.

Pasa la mezcla a través de un colador o escurridor y reserva el líquido. Bebe un vaso de este líquido todas las mañanas, mucho antes de desayunar, hasta que te mejores.