Cómo hacer una mascarilla facial para la limpieza de la piel

Escrito por Beth Porter
BananaStock/BananaStock/Getty Images

En lugar de gastar dinero en productos comerciales antiacné, puedes utilizar comida casera para realizar una mascarilla. Una mascarilla de clara de huevo y avena puede ayudar a limpiar tu cara de acné, reduce puntos rojos, humecta y tensa la piel. Es una mascarilla natural fácil de hacer en casa. Los brotes de acné grave pueden afectar tu imagen con granos y dejar cicatrices. Una buena mascarilla facial para limpiar la piel cierra los poros y reduce los poros y los brotes.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Separa la yema del huevo de la clara. Quiebra el huevo, y permite que la clara caiga dentro de un recipiente. Evita que caiga la yema del huevo. Asegúrate de que haya salido la mayor parte de la clara. Puedes tirar la yema y la cáscara de huevo.

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Agrega 1 cucharada de avena en polvo con unas gotas de miel. Estos ingredientes humectan tu piel. Las claras de huevo resecan tu piel. Hidratar tu piel con avena y miel previene que tu piel se reseque demasiado y que produzca sebo en exceso. El exceso en la producción de sebo debido a la resequedad es la principal causa de acné.

Mezcla las claras de huevo, avena en polvo y la miel con una cuchara hasta formar una pasta.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Lava tu cara y manos con jabón y agua. Tu no querrás aplicar la mascarilla de limpieza con tus manos y cara sucias.

Aplica la mascarilla de clara de huevo y avena en tu rostro con una brocha para maquillaje. Aplícala en toda tu cara excepto en el área de los ojos y párpados. Deja la mascarilla durante 15 o 20 minutos.

Enjuaga la mascarilla con agua caliente. Tu cara lucirá limpia, brillante y tersa.

Consejo

Utiliza la mascarilla semanalmente.

Advertencias

Si eres alérgico a los huevos, no uses esta mascarilla.