Cómo hacer una limpieza de oídos con conos

Escrito por Kimberly Ripley
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La limpieza del oído con conos es un proceso a través del cual se extrae de los mismos el exceso de cera y otras toxinas. Aunque puedes comprar conos para la limpieza de oídos, el proceso para realizarla no es difícil.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Usa el algodón sin blanquear, dibuja un modelo que se asemeje a una hoja de papel de 8 1/2 x 11 pulgadas (21,5 a 27,9 cm). Recorta el modelo.

Funde la cera lentamente a baño María y a fuego lento. En este caso en particular utiliza una olla grande o una cacerola de hierro fundido para hervir el agua y colocar la fuente para hornear de 9 1/2 x 11 pulgadas (24,1 a 27,9 cm) sobre el agua hirviendo para así derretir la cera. Cuando esta se derrita, baja el fuego para que se mantenga en ese estado pero sin quemarse.

Gira la tela en un dibujo similar al cono de papel enrollado que se utiliza para servir algodón de azúcar, con un extremo ancho abierto y el otro extremo que esté sólo un poco abierto. Asegura el cono cerrado colocando una gota de la cera fundida bajo una esquina de la solapa del lado del cono.

Una vez que hayas terminado de juntar los conos, y que la cera ya no sea necesaria como un adhesivo, utiliza un gotero y coloca unas gotas de aceite de rosa en la cera derretida sobrante. Usa sólo la suficiente cantidad para crear un aroma suave, no uno dominante. El aceite de rosa es muy relajante para los senos y cavidades nasales, así como para los oídos.

Sumerge los conos en la mezcla de la cera y el aceite de rosas, lo suficiente como para que la cera los cubra. No es necesario una cantidad excesiva.

Coloca los conos en papel encerado para que se sequen.

Advertencias

Solicita el asesoramiento y/o asistencia de alguien con experiencia en limpieza de oídos con conos antes de intentar este procedimiento por tu cuenta.