Cómo hacer una ficha médica de tu historia clínica

Escrito por Sharon Harleigh
None

Cada persona tiene derecho a hacer un seguimiento de su historia clínica personal, así como un motivo para hacerlo. Trazar una historia clínica personal es un ejercicio útil para monitorear y controlar sistemáticamente la salud y los medicamentos consumidos, en un esfuerzo por mejorar el bienestar y evitar las posibles interacciones entre drogas. Realizar un seguimiento de la historia clínica mediante una ficha médica ayudará a recopilar la información en un formato simple de leer y entender para evitar olvidarla o confundirla con facilidad.

Imprime o crea una ficha médica. Traza columnas para la fecha, el tipo de examen médico o análisis de sangre y los resultados. Crea otra ficha para los medicamentos que te han sido recetados, con columnas para sus nombres, las dolencias que tratan, la fecha de medicación y los efectos secundarios que has experimentado.

Ponte en contacto con tu médico y pídele una copia de tus registros médicos para poder completar tu ficha médica.

En el futuro, registra cada examen médico de inmediato, cuando aún tienes toda la información en mente. Pregúntale a tu médico acerca del tipo de examen, la razón por la que te lo indicó y los resultados detallados de cada prueba, como los niveles de colesterol, la cantidad de azúcar en sangre y demás mediciones. Cuanto más rápido añadas esta información a tu ficha médica, más fácil será mantener registros exactos.